Más de 600.000 evacuados en Cuba, en máxima alerta por huracán Ike

LA HABANA (AFP) – Más de medio millón de personas se ponían este domingo a resguardo en Cuba, cuya población aseguraba viviendas, se abastecía de alimentos y en el campo protegían cosechas, ante la inminente llegada del potente huracán Ike al oriente en horas de la noche.

“Están evacuando muchas personas desde ayer sábado. Está comenzando a soplar el viento, dicen que esta noche es que se pone esto malo”, dijo a la AFP vía telefónica Elisa Gómez, una ingeniera de 39 años que vive en la nororiental provincia de Holguin.

Unas 225.000 personas eran evacuadas en Camagüey, 150.000 en Santiago de Cuba y 108.000 en Holguín, unas 120.000 en Matanzas, y 16.000 en Guantánamo -extremo este-, según los reportes emitidos en la televisión y las agencias cubanas.

Las provincias orientales de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas y Camagüey, están en “alarma ciclónica”, las centrales Ciego de Avila, Villa Clara, Sancti Spiritus y Cienfuegos, y la occidental Matanzas en “alerta”; La Habana y Ciudad de La Habana (oeste) en fase “informativa”, según la Defensa Civil.

“En el pueblo hay mucho movimiento, la gente está trasladando sus cositas hacia lugares seguros”, afirmó Redy Sánchez, quien vive en Minas, municipio ubicado al norte de Camagüey.

Más de 13.000 turistas, casi 10.000 de ellos extranjeros, que veraneaban en el balneario de Varadero, principal polo turístico de Cuba, ubicado en Matanzas 130 km al este de La Habana, fueron llevados a sitios seguros, según reportes oficiales.

La Defensa Civil (DC) ordenó tomar las medidas de protección para “un huracán de gran intensidad”, “priorizar la protección de las personas en edificaciones seguras” y “proteger los recursos económicos”.

“Cuando todas esas medidas se toman, podemos tener la desgracia de que (…) el viento nos tumbe una casa, pero por lo menos no tenemos pérdidas de vidas”, dijo el vicepresidente cubano, Esteban Lazo, durante un recorrido por Matanzas.

La Habana también está amenazada. Existen unos 1.000 edificios en estado crítico, con unas 8.000 viviendas que alojan a cerca de 26.000 personas, muchos de ellos en el Casco Histórico, declarado Patrimonio de La Humanidad desde 1982.

Largas filas se formaban en las tiendas de La Habana y la más moderna, recientemente abierta en el centro, estaba abarrotada pues la gente compraba linternas y otras provisiones a la espera de varios días difíciles.

“Si no ocurre un milagro, este viene para La Habana. Uno tras otro… ¿qué cosa es esto?. Ya encendí velitas a la Virgen de la Caridad del Cobre”, dijo a la AFP Reina Avila, una costurera de 63 años, vecina del barrio Miramar.

En todo el país hay una febril actividad de aseguramiento de los edificios y casas de vivienda, mientras se movilizan equipos médicos y alimentos, y se abastece de combustible para transporte y generadores eléctricos. Decenas de miles de estudiantes fueron evacuados de sus centros docentes en el campo.

Ike, un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson -de 5-, vientos máximos de 215 km/h, se ubicaba la mañana de este domingo a unos 205 km/h al este de Punta Lucrecia (Holguín), y se dirige a Cuba una semana después de que el huracán Gustav la atravesó por el occidente sin dejar muertos, pero sí grandes destrozos.

El sistema de protección civil cubano realiza rápidamente evacuaciones preventivas masivas, que en 2005 con el destructor huracán Dennis -que dejó 16 muertos- llevó a 1,5 millones de albergados.

You must be logged in to post a comment Login