¿Por qué Haití es tan vulnerable a las inclemencias del tiempo?

PUERTO PRINCIPE (AFP) – Los estragos provocados por los huracanes en Haití son producto de los caprichos de la naturaleza, pero también están relacionados a la gran deforestación del país y la extrema pobreza de sus habitantes.

Haití, cuya extensión de vegetación se evalúa en menos de un 2%, sufrió en tres semanas igual número de huracanes, Gustav, Hanna e Ike, cuyas lluvias provocaron inundaciones que causaron devastación, mucho más que en el país vecino República Dominicana.

Al menos 590 personas murieron en Haití, un millón fueron afectadas, plantaciones agrícolas fueron arrasadas, rutas y puentes destruidos, según fuentes nacionales e internacionales.

En el país más pobre del continente americano, donde el 70% de la población vive con menos de 2 dólares por día, la gran mayoría de las familias utiliza carbón vegetal para la cocina.

“Hay una verdadera emergencia, hay que tomar medidas para frenar la degradación del medio ambiente en Haití”, declaró a la AFP el representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) en Haití, el francés Joel Boutroue.

“A este ritmo de deforestación, nos damos la cabeza contra el muro”, previno un funcionario de la ONU.

Según él, la destrucción de los bosques contribuye a hacer el país más vulnerable a las inclemencias del tiempo pero también a aumentar la pobreza en Haití.

Para el ministro haitiano de Medio Ambiente, Jean-Marie Claude Germain, la ausencia de una verdadera política ambiental contribuyó igualmente a la vulnerabilidad de Haití. Según él, el problema se remonta a la independencia del país a comienzos del siglo XIX.

“Desde hace siglos, practicamos una agricultura de montaña relacionada a las condiciones en las que Haití tuvo su independencia. Esta práctica hizo al país aún más frágil”, analizó.

La poda sistemática de madera que se practica para la fabricación del carbón vegetal, así como la que se utiliza en la panadería o la lavandería, es un factor importante en la degradación del medio ambiente en Haití.

“En la vecina República Dominicana, donde se evalúa en 30% aproximadamente la extensión vegetal, era el ejército que se ocupaba hasta hace poco de este sector, contrariamente a Haití, donde no existe política ambiental”, destacó el ministro haitiano.

Otros factores de la vulnerabilidad de Haití: la configuración topográfica del país y su posición geográfica. Con el 80% de las estructuras montañosas el país recibe las amenazas de todos los grupos de ciclón, estimó el meteorólogo Ronald Semelfort.

Boutroue llamó al gobierno haitiano y los socios internacionales a trabajar en pro del medio ambiente y “actuar rápidamente” para repensar los programas de reforestación y desarrollo de cuencas vertientes.

El coordinador de la ayuda internacional en Haití deseó que los programas de desarrollo del país impacten en la vida de las personas. “Deben ver cambios ahora mientras esperan las grandes reformas del estado”, destacó.

You must be logged in to post a comment Login