Comienzo ruidoso de campaña electoral canadiense

Montreal.- La campaña electoral canadiense para los comicios del 14 de octubre próximo comenzó con una avalancha de anuncios publicitarios del Partido Conservador (PC), que acusan al jefe liberal Stéphane Dion de supuestas intenciones políticas.

Los anuncios difundidos en radios y televisión atacan de manera agresiva a Stéphane Dion, líder del Partido Liberal (PL), y afirman que quiere imponer costosos impuestos sobre los canadienses a través de su Plan Verde para combatir el cambio climático.

Al mismo tiempo, un sondeo de la firma Segma dado a conocer este lunes por el diario La Presse de Montreal muestra, como los de Environics y de Strategic Counsel el fin de semana, que el 14 de octubre los conservadores podrán reelegirse con una mayoría en el Parlamento.

Esta perspectiva no beneficia a Stephen Harper, líder del PC y primer ministro del gobierno minoritario, quien sigue insistiendo que el resultado más probable de los comicios será otro gobierno minoritario.

Los conservadores temen, como mostró este lunes la “línea abierta” del programa Maisonneuve en Direct de la emisora pública Radio-Canadá, que una mayoría de auditores que no son liberales vayan a votar por Stéphane Dion para frenar una eventual victoria mayoritaria de Harper.

Y mientras los conservadores atacan la personalidad y el estilo de liderazgo de Dion, la mayoría de los diarios canadienses dan una “mirada crítica” del saliente gobierno de Harper y de la opacidad de las propuestas del PC en esta campaña.

Para la analista política Manon Cornellier de Le Devoir de Montreal –un diario que nunca apoyo a los liberales-, al concentrar la campaña en la supuesta falta de liderazgo de Stéphane Dion, Harper busca impedir que los votantes se planteen las “cuestiones fundamentales”.

Los conservadores –dice Cornellier- evitan discutir del verdadero tema crucial de la elección, el papel que podría jugar el gobierno federal en el futuro.

Añade que el Plan Verde de los liberales, que Harper ataca a fondo, es “una reforma fiscal centrada en el medio ambiente y la lucha contra la pobreza” que busca “romper el candado financiero” que los conservadores impusieron a las finanzas públicas.

Harper nunca ocultó “su preferencia por un gobierno federal de pequeña talla, no intervencionista”, lo que explican sus reducciones de impuestos y aumentando el gasto, lo que “limita el margen de maniobra de Ottawa y su capacidad de intervenir en la economía” y donde sea necesario.

Los partidos de la oposición, agrega, creen en un gobierno que “puede intervenir para el bien de la colectividad”, y el 14 de octubre -según la analista- los canadienses “elegirán más que un jefe. Decidirán el verdadero rostro de Canadá por años a venir”.

El director de Le Devoir, Bernard Descoteaux, se pregunta en editorial si una reelección del líder conservador con una bancada mayoritaria en Ottawa es posible y deseable.

Concluye en que es necesario comprender bien “las orientaciones reales del equipo de Stephen Harper y ver detenidamente los valores que portan los candidatos conservadores”.

“El señor Harper habla en este comienzo de campaña del riesgo que representa el liderazgo de Stéphane Dion. Empero, la visión conservadora también constituye un riesgo”, dice Descoteaux.

La misma actitud crítica hacia Harper y el balance del gobierno conservador es reflejada, con matices diferentes, en las páginas editoriales y artículos de fondo de los dos diarios mas importantes y con mayor tiraje en el país, el Globe and Mail y el Star de Toronto.

El diario La Presse de Montreal, al contrario, ha elogiado a Harper en su página editorial, y sus analistas no sólo han adoptado una “mirada crítica” hacia los conservadores y cesaron los ataques contra el líder liberal Dion.

Stéphane Dion, por su parte, denunció este lunes la agresiva propaganda conservadora que invadió las ondas de la radio y la televisión, y lanzó una invitación a las fuerzas progresistas para que se unan a los liberales contra los conservadores.

You must be logged in to post a comment Login