Viven horas cruciales en capital de Cuba en espera del huracán Ike

Por Francisco Ramírez.

La Habana.- Los cubanos viven horas cruciales de angustia ante el avance del poderoso huracán Ike, que podría penetrar mañana martes por una zona entre el oriente de la provincia de Pinar del Río y el occidente de la de La Habana, vecina de esta capital.

Debilitado por su rumbo pegado a tierra, paralelo a la costa meridional de la isla, Ike debe pasar la noche de este lunes cerca de la costa sur de la provincia surcentral de Cienfuegos, informó el jefe de pronósticos del Instituto de Meteorología (Insmet).

Analistas explicaron que la preocupación de los capitalinos se fundamenta en que alrededor de 70 por ciento de las edificaciones de Ciudad de La Habana se encuentra de regular a mal estado, y por ello la Defensa Civil intensificó medidas de protección.

Rubiera indicó que el ojo del meteoro se encontraba a las 18:00 horas locales (00:00 GMT) cerca de la costa surcentral de Cuba, con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de hasta casi 200 kilómetros por hora.

El meteoro se mueve en un rumbo entre el oeste y el oeste noroeste a 22 kilómetros por hora, pero podría inclinar su trayectoria más en esa dirección, lo que lo acercaría más a la capital de Cuba, con 2.2 millones de habitantes.

Ike ha causado graves y cuantiosos daños a su paso por el oriente del país, aunque ninguna víctima fatal.

Según reportes de medios oficiales, existen significativas afectaciones en viviendas, en el sector agropecuario y los tendidos eléctrico y telefónico, pero no se han reportado víctimas fatales.

A medida que transcurren las horas, aumenta la cifra de evacuados en el país, que según el Estado Mayor de la Defensa civil, asciende hasta ahora a un millón 230 mil personas.

Autoridades del gobierno en la Ciudad de La Habana explicaron que se han fortalecido las acciones de salud, como mantener la actividad de los hospitales, policlínicos y bancos de sangre, y la activación de brigadas médicas en lugares donde puedan ocurrir inundaciones.

Teniendo en cuenta el cambio reciente en la trayectoria del huracán Ike, se decidió pasar a partir de las 14:30 horas del lunes a la fase de “alarma ciclónica” en Pinar del Río y la Isla de la Juventud, donde el anterior huracán Gustav causó una catástrofe de gran magnitud.

El Consejo de Defensa provincial de Pinar del Río emitió una disposición especial ante la evolución del huracán Ike, disponiendo el traslado inmediato de decenas de miles de pobladores todavía atribulados por el impacto de Gustav hace menos de 10 días, e inmersos en labores de recuperación.

Con sólo ocho días de diferencia entre el paso del destructivo Gustav por Cuba y la presencia de Ike, se confirma que septiembre es uno de los meses más activos de la temporada ciclónica, que se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login