Exhibirán la exposición “Teotihuacan, Ciudad de los Dioses”.

Monterrey, 19 Sep (Notimex).- La exposición “Teotihuacan, Ciudad
de los Dioses” iniciará el próximo domingo en esta ciudad, un largo
viaje para recorrer a partir de este año varios recintos del arte en
México y concluir en el 2010 en los mejores museos del Viejo
Continente.

En conferencia de prensa, el director del Museo Nacional de
Antropología, Felipe Solís Olguín, detalló que se trata de una
muestra de 450 piezas representativas de una metrópoli que perduró
ocho siglos.

“Tendremos la oportunidad de compartir uno de los más
importantes proyectos culturales que ha generado el Consejo Nacional
para la Cultura y las Artes, y el Instituto Nacional de Antropología
e Historia”, subrayó.

“Este proyecto reúne aquí en la ciudad de Monterrey 426 piezas y
conjuntos, que son más de 450 objetos, tienen la virtud de proceder
de 11 colecciones institucionales”, añadió.

Puntualizó que “son esas ocasiones en las que la voluntad
política permite precisamente que las instituciones confíen en un
proyecto de esta magnitud y presten sus colecciones”.

Dicha exposición abrirá sus puertas al público regiomontano a
partir del 21 de septiembre próximo y hasta enero de 2009, en el
pabellón central de la Nave Lewis, del Parque Fundidora de esta
capital del estado de Nuevo León.

Los organizadores del evento indicaron que esta exposición forma
parte del arranque de las múltiples actividades del programa cultural
del Festival Internacional Santa Lucía, el cual tendrá una duración
de 36 días.

Esta muestra, indicó, es un homenaje a todos los investigadores
que durante más de 100 años han trabajado en este oficio
espectacular.

Explicó que Teotihuacan significa “el lugar a donde nacen o se
hacen los Dioses “, ciudad la cual en su tiempo (150 a.C-650 d.C)
figuró como la sexta ciudad más grande del orbe.

“Por primera vez salen, para una exposición de carácter
internacional, piezas del Museo Diego Rivera Anahuacali, muchas de
estas piezas nunca se han presentado al público”, explicó Solís
Olguín.

“Algunas de ellas apenas y han salido de los laboratorios de
investigación o de conservación, y la idea de la exposición es que el
público pueda disfrutar de este catálogo extraordinario”, señaló.

Añadió que los íconos con los que abre y concluye la exposición,
son el “Gran Jaguar de Xalla”, una fachada escultórica -descubierta
en años recientes- y el conocido como “Disco de la Muerte”,
localizada en la Plaza del Sol.

Entre las piezas seleccionadas, indicó, se encuentran un vaso
trípode con entramado de flores de pétalo, un símbolo frecuente en el
arte teotihuacano, así como una olla polícroma, con la representación
del Dios de la Tormenta

La última parte de la exposición es referente a las relaciones
entre Teotihuacan y Mesoamérica, en el tiempo y en el espacio.

Esta exhibición “aborda la complejidad da una metrópoli que
perduró ocho años y en su auge logró cubrir un área de 20 kilómetros
cuadrados, así como dar sustento a 100 mil habitantes”, enfatizó.

Las piezas exhibidas en más de dos mil metros cuadrados, dijo,
fueron aportadas en su mayoría por el Museo Nacional de Antropología
y la Zona Arqueológica de Teotihuacan.

Otros recintos culturales que prestaron las piezas arqueológicas
son el Museo Amparo, de Puebla: el Museo de Historia Mexicana, de
Monterrey, y el Museo de Antropología de la Universidad Veracruzana.

Igualmente colaboraron los museos regionales de Michoacán y
Yucatán; el Museo del Fuerte de San Miguel, de Campeche, así como la
Fundación Televisa y el Instituto Mexiquense de Cultura.

Después de concluir su estancia en esta capital industrial,
apuntó, se prevé que la exposición sea llevada a varias ciudades de
la República Mexicana el siguiente año.

Posteriormente, y como parte de los festejos del bicentenario de
la Independencia de México en Europa, la muestra estará presente en
varios museos de ese Continente.

Los históricos objet

You must be logged in to post a comment Login