.Interpretará CNO “Manon Lecaut”, de Pucini, en el Teatro de la Ciudad.

México, 19 Sep (Notimex).- La Compañía Nacional de Opera del
Instituto Nacional de Bellas Artes presentará la ópera “Manon
Lescaut”, de Giacomo Puccini, bajo la dirección de Guido María Guida,
en el Teatro de la Ciudad, los días 23, 25 y 28 de septiembre.

Luego de casi 30 años de su última función en el Palacio de
Bellas Artes, vuelve esta gran producción operística, a cargo del
Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección de
escena de Marcelo Lombardero.

En entrevista con Notimex realizada hoy en el Teatro de la
Ciudad, Guido María Guida comentó que esta ópera, que tiene como
protagonistas a la soprano Verónica Villarroel y a los tenores
Alfredo Portilla y Richard Bauer, quienes alternarán en el papel de
Renato Des Grieux, es una obra muy importante de Puccini (1858-1924).

“Es una de las óperas más complejas de Puccini y completa,
puesiene una visión muy interesante, porque es de un tipo wagneriano,
es decir estético y melódico, por lo cual es muy parecido al
desarrollo lingüístico de Richard Wagner”, expresó el director
italiano.

Destacó que también tiene una suma importancia, pues el idioma
de Puccini tiene esa influencias del repertorio alemán como armónico
y a la vez difícil en cuanto a organización y material musical.

“Realmente me parece importante que Puccini logra un estilo
armónico que enseña y que es capaz de utilizar idiomas como el
comienzo en el segundo acto de la ópera, que es de estilo barroco y
se desarrolla en el siglo XVIII”, señaló Guida.

Subrayó que en esta gran producción operística, la principal
figura de la historia es sin duda alguna Manon, quien es muy atrevida
y totalmente diferente a otras féminas protagónicas, como Carmen.

“La figura de Manon es muy interesante, porque es muy atrevida,
un poco perversa y creo que se puede decir hasta anti-heroína, pues
no tiene esa suavidad ni moral, pues es más bien amoral”, expresó la
fuente.

Respecto a la dificultad que representa esta obra, Guida aseguró
que es una ópera difícil y pesada, pero sobre todo, para el tenor
como Richard Bauer y Alfredo Portilla.

“El tenor canta desde el primer acto, pero también tiene que
hacer un dueto de casi 20 minutos, así como interpretar un aria muy
pesada, pero aunado a eso está el punto de vista dramático que tiene
que realizar en el escenario”, mencionó.

Agregó que lo dramático se plasma en la intensidad de la
expresión del tenor, pues no solamente es cantar, sino darle vida al
personaje, lo mismo sucede con la soprano Verónica Villarroel.

También adujo que los ensayos con la Orquesta y Coros de la
Compañía Nacional de Opera, van muy bien, pues ya ha trabajado con
ellos, por lo que hay una muy buena química entre ambos.

“Ya he trabajado con ellos anteriormente y son muy
profesionales, por lo que eso hace más fácil de alguna manera el
proceso de esta producción”, explicó.

Recordó que el estreno de la ópera “Manon Lescaut” en su país
fue en el Teatro Regio, de Turín, el 1 de febrero de 1893, y que tuvo
un gran éxito sin precedente.

“Según lo que me han platicado sobre su estreno en mi país, es
que tuvo un éxito, pues ya se había presentado la obra de Carmen,
entonces de alguna manera hubo un antecedente de una mujer como
protagónico, por lo que fue bien recibida por parte de la crítica
especializada”, precisó.

La obra “Manon Lescaut”, ópera en cuatro actos, que se presentó
por última ocasión el 20 de febrero de 1979 en el Palacio de Bellas
Artes, estará en el Teatro de la Ciudad, en una coproducción con el
Festival Internacional Cervantino, que se realizará del 87 al 26 de
octubre próximo.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login