Salud impide al Papa ir a México: Vaticano

Por Andrés Beltramo Alvarez.

Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI desistió de viajar a México en enero de 2009 por cuestiones de salud ya que los médicos le desaconsejaron someterse a la altura de la capital de ese país, reveló el jueves el cardenal Ennio Antonelli.

“El Papa está bien, pero ya no es un jovencito; la visita a México está desaconsejada médicamente por la altura de más de dos mil metros y por ello no está prevista”, afirmó el presidente del Pontificio Consejo para la Familia (PCF) de El Vaticano.

El purpurado explicó así las razones por las cuales Ratzinger no participará en el Encuentro Mundial de las Familias, una cumbre católica internacional programada en la capital mexicana del 13 al 18 de enero.

“El pontífice –agregó en declaraciones a Notimex- desea ardientemente hacerse presente, ama mucho al pueblo mexicano y sostiene la causa de la familia”.

Según el religioso aún se estudian las formas en las cuales el obispo de Roma se comunicará con el participantes; ya se considera un radiomensaje, varias bendiciones e incluso se planteó la posibilidad de una “videohomilía”.

Todas estas alternativas se están analizando, ya después “en el momento oportuno” la Secretaría de Estado del Vaticano hará saber a la conferencia episcopal cuál será la elegida.

Este jueves se presentó oficialmente en la sede del PCF de Roma el Encuentro Mundial al que asistirán personalidades ligadas al mundo de la vida y la familia de los cinco continentes.

El mismo considera tres momentos: un congreso teológico-pastoral que incluye ponencias y mesas redondas; un festival de testimonios y una misa conclusiva. El primero se llevará en un centro de exposiciones mientras los otros en la Basílica de Guadalupe.

En la eucaristía final se espera participen un millón de personas, en la fiesta testimonial aproximadamente 600 mil mientras en el congreso unas 15 mil.

Antonelli señaló haberse reunido hace pocos días en privado con el embajador de México ante la Santa Sede, Luis Felipe Bravo Mena, quien le aseguró la disposición total de parte del gobierno para la iniciativa.

“Existe un óptimo clima de colaboración”, apuntó el cardenal. Esto fue avalado por el sacerdote Guillermo Gutiérrez, mexicano encargado del enlace entre El Vaticano los organizadores locales del Encuentro.

“Se tienen contactos tanto con el gobierno capitalino como con el federal y ambos están muy bien dispuestos para el éxito de este evento”, señaló el presbítero.

“Aunque con prospectivas distintas –estableció-, la autoridad local (el gobierno de la Ciudad de México) está empeñada sobre el tema de la familia, ellos están contentos de esta reunión y se ocupan en agilizar su realización”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login