Descarta España que medidas europeas empeoren situación de inmigrantes

Madrid.- El secretario de Estado español para al Unión Europea (UE), Diego López Garrido, descartó el viernes que las nuevas medidas del bloque comunitario sobre migración empeoren la situación de los inmigrantes en este país.

En un coloquio informativo de Tribuna Iberoamericana en Casa de América, en Madrid, el funcionario habló de las dos medidas que en los últimos meses ha discutido la UE en materia de migración, la Directiva Retorno y el Pacto Europeo de Inmigración y Asilo.

Precisó ante representantes de embajadas, instituciones académicas y oficiales y periodistas que el próximo día 25 se aprobará el texto del Pacto por el Consejo de Ministros de Justicia e Interior, y el 15 de octubre lo harán los jefes de gobierno en el Consejo Europeo en Bruselas.

Dijo se trata de un “enfoque global por primera vez en la UE con tres pilares: el fomento de la migración legal, la lucha contra la ilegalidad y la relación entre migración y desarrollo; además se introduce el diálogo para cooperación con países de origen”.

“Aunque no es un texto definitivo, supone un gran avance hacia una política común. Es un paso importante, global, multidisciplinar y coherente ante el empuje del fenómeno migratorio”, recalcó López Garrido.

Descartó que este pacto político tenga una instrucción sobre expulsiones colectivas entre países, por lo que aclaró que esa materia queda sujeta a la legislación de cada país.

Respecto a la Directiva Retorno, rechazó que la intención española sea la de expulsar a miles de inmigrantes como se hizo saber tras su aprobación en mayo pasado, ya que lo que busca es “ser más garantista con la situación de los inmigrantes”. “Al contrario, da mayor garantías jurídicas y judiciales a las expulsiones, que es además un proceso diferente en cada país, por lo que esta directiva no busca empeorar la situación de los inmigrantes”, dijo el funcionario.

López Garrido señaló que tanto el Pacto como la Directiva “no son leyes que obliguen a modificar las leyes nacionales, sino que tratan de mejorarlas, da lineamientos para que cada país tome de allí lo que mejore su gestión de flujos migratorios”. Agregó que la única modificación que podría tomar España a partir de la Directiva Retorno, es que mientras la legislación precisa que alguien expulsado no puede regresar al país en 10 años, la medida de la UE lo establece a cinco años, aunque no hay decisión de ello.

Además, mientras la legislación española da 40 días para retener a un inmigrante para proceder a su expulsión, la Directiva de la UE señala que se puede tener hasta ocho meses, y en ello tampoco hay una decisión del gobierno español.

“No se trata de que se quiera tener ocho meses retenidos a los inmigrantes, que es otro de los puntos polémicos cuando se conoció la Directiva Retorno, pero lo pone como plazo máximo para la tramitación de un proceso que está judicializado en cada país”, indicó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login