Amenaza de quiebra de AIG forzó paquete de rescate: Bush

El presidente estadunidense George W. Bush dijo el sábado que la intervención sin precedentes del gobierno en el sistema financiero fue forzada por la amenaza de quiebra de la aseguradora AIG, contra su postura inicial frente a estas turbulencias.

“Mi primer instinto fue dejar que los mercados trabajaran por sí solos, hasta que me di cuenta de que era tan significativo el problema, que decidí actuar, y actuar de manera audaz”, explicó el mandatario, acompañado por su colega colombiano Alvaro Uribe.

Bush dijo que, aunque su gobierno había venido respondiendo a los eventos en los mercados financieros caso por caso, el asunto del gigante de los seguros American International Group (AIG) rebasó todas las expectativas.

“Cuando vino el caso de AIG, la casa de naipes era mucho más grande, más allá de Wall Street”, dijo al mandatario, al explicar los potenciales alcances de este quebranto, y añadió que cuando “una carta cae, nos empieza a preocupar el resto de la baraja”.

En su aparición conjunta en la Casa Blanca con el presidente colombiano Uribe, Bush defendió el paquete de rescate acordado entre su gobierno y el Congreso, que de acuerdo con algunos reportes, podría alcanzar hasta 700 mil millones de dólares.

Aunque los detalles del paquete aún están en proceso de definición, el mandatario consideró que dados los alcances de la crisis, “es esencial que el paquete sea robusto, fuerte para responder al problema”.

El programa “tiene un precio grande, porque el problema es grande”, indicó el mandatario, quien dijo que las implicaciones del problema fueron entendidas también por el Congreso, que decidió apoyar el paquete, pendiente sólo de aprobación legislativa.

Sin precisar, Bush dijo el paquete requerirá colocar “miles de millones de dólares en riesgo”, pero insistió que “el riesgo de no hacer nada supera el riesgo del paquete, y sobre el tiempo vamos a tener nuestro dinero de vuelta”.

“En este momento, el gobierno necesita enviar un mensaje claro de que entendemos la inestabilidad que está afectando a gente, y no vamos a dejar que eso pase”, precisó.

El mandatario aseguró que al contrario de lo que algunos estiman, “el colapso de una parte del sistema no sólo habría afectado el sistema financiero. Habría afectado al ciudadano común, afectaría nuestra capacidad de pedir dinero prestado”.

“A mí me preocupa el resto del país, no sólo Wall Street”, dijo.


Afirma Bush será más el beneficio que el costo del rescate financiero

La intervención del gobierno en el sistema financiero para responder a la actual crisis redituará en el mediano plazo en beneficios para la economía y para los estadunidenses, aseguró el presidente Bush.

En su discurso radial sabatino, Bush buscó de nuevo dar garantías a los estadunidenses de que el rescate que negocian su administración y el Congreso, que se estima podría alcanzar hasta 700 mil millones de dólares, “no sólo se justifica, sino que es esencial”.

El mandatario aseguró que las acciones adoptadas por su gobierno en semanas recientes están concebidas para evitar que los problemas de algunas firmas financieras se propaguen más extensamente.

“Pero es necesario hacer más. Debemos abordar la causa de gran parte de la inestabilidad de nuestro mercado. La economía de Estados Unidos enfrenta desafíos sin precedente, y estamos respondiendo con medidas sin precedente”, enfatizó.

El paquete, bajo negociación este fin de semana y que podría ser votado por ambas cámaras la próxima semana, contempla la compra por parte del gobierno de los préstamos hipotecarios malogrados en poder de los bancos y las instituciones de inversión.

Bush explicó que la medida permitirá que las instituciones financieras reanuden sus préstamos y que el sistema financiero retome su marcha.

El mandatario también se refirió a las acciones adoptadas por el Banco de la Reserva Federal para asegurar la liquidez en los mercados financieros y la prohibición para la venta en corto de acciones bursáti

You must be logged in to post a comment Login