Debatir sobre Mesoamérica, oportunidad de actualizar el concepto.

México, 21 Sep (Notimex).- El debate que mantiene en duda el
concepto de Mesoamérica, acuñado en 1943 por el alemán Paul
Kirchhoff, podría significar que ya no es útil en la perspectiva de
una antropología que ve la emergencia de nuevas maneras de construir
nuevas identidades, advirtió el arqueólogo Fernando López Aguilar.

Durante la mesa que sobre el tema se realizó la víspera en la XX
Feria Nacional de Antropología e Historia (FLAH), que se extenderá
hasta el 28 de este mes, López Aguilar recordó que en “algunos
aspectos se le asumió como un territorio”.

Es decir, expuso, el mapa fue más importante que el contenido
semántico del término, entonces la frontera de Mesoamérica se buscó
conocer desde 1990 pero en el territorio sur de Mesoamérica no se
aplicó ese tipo de trabajo”.

Se asumió también que eso que está enmarcado en esas rayas no lo
dice Kirchhoff, sino lo asumen las investigaciones, que es uniforme y
continúa.

“Es decir -agregó- pareciera ser que en la diversidad es
solamente generar pueblos de diversidad lingüística y más o menos se
empieza a hablar de que los olmeca eran de cierta lengua indígena”.

Sin embargo, una vez que existe el gran paquete de rasgos
culturales, pareciera que es invariante en el tiempo e invariante en
el espacio, lo cual genera un dilema adicional, un dilema que no ha
resuelto la arqueología ni mucho menos la antropología.

“Entonces, creo que tal vez la gran reflexión para una nueva
discusión es si ese término aún es útil”, insistió.

El debate es si realmente el término es suficiente para
explicarnos lo que sigue de la antropología o es un término como
muchos que pueda reformularse o pasar a formar parte de la historia
del pensamiento antropológico, opinó.

Por su parte, el etnólogo Jesús Jáuregui recordó al suponerse
que Mesoamérica era vigente en el siglo XX, se documentó sobre esa
aseveración y se dio cuenta que no había ningún fundamento para
seguir postulando una Mesoamérica contemporánea.

“Sin embargo, no fue hasta hace unos meses y siempre me
sorprendió porque algunos colegas hablaban de Mesoamérica
contemporánea y decían si no hablamos así nadie nos escucha o nadie
nos entiende”, refirió.

Abundó que hace meses comenzó a leer cómo Paul Kirchhoff hizo el
concepto de Mesoamérica, pero no responde a su vocación académica y
no responde a sus intereses, “él lo escribe siguiendo las normas de
una comisión que estaba dominada por la perspectiva estadounidense.

“En mi opinión, que bueno que se sigan debates sobre el concepto
de Mesoamérica, y celebro que estamos en esta nueva versión para dar
cada uno nuestra opinión”, apuntó.

Para la etnóloga Lina Odena Güemes, Mesoamérica es el objeto
hermenéutico por excelencia, por lo menos para una buena cantidad de
antropólogos que hacen arqueología o etnografía contemporánea y
depende de la lectura que de ella hagan cada uno de los
investigadores.

“Me parece que uno de los problema de Mesoamérica es que no nos
ha llevado a conocer a los primeros pueblos que llegaron y los
primeros migrantes que llegaron a América o los primeros
indocumentados, eran pueblos sapiens, por lo tanto eran gente que no
era tan primitiva como los hemos querido ver o los hemos olvidado”,
expresó.

Según ella, Kirchhoff trabajó suficientemente en lo que se
denomina Mesoamérica, a través de un estudio exclusivamente de rasgos
culturales, es decir si trabajan en sistemas arquitectónicos, tipo de
escrituras y se enfocó más en ésto, más que en un análisis
sociopolítico, “lo que nos interesa a muchos de nosotros en el tiempo
actual”, concluyó.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login