Pide Bush a Congreso 700 mil millones de dólares para plan de rescate

El presidente estadunidense George W. Bush solicitó el sábado al Congreso autorización para destinar 700 mil millones de dólares al plan de rescate con el que su gobierno busca hacer frente a la crisis financiera.

El gobierno destinará esos fondos a la compra de todos los malogrados préstamos hipotecarios en manos de los bancos y las instituciones financieras, que han dado como resultado un severo déficit de liquidez que ha resultado ya en la quiebra de algunos bancos.

Esta autoridad estaría vigente por un periodo de dos años y sería revisada por el Congreso tres meses después de aprobación, de acuerdo con el texto de la propuesta sometida este día al Congreso por el Departamento del Tesoro.

Bush defendió el monto del rescate e insistió que si bien representa arriesgar miles de millones de dólares, “el riesgo de no hacer nada supera el riesgo del paquete, y sobre el tiempo vamos a tener nuestro dinero de vuelta”.

“Tiene un precio grande porque el problema es grande”, dijo el mandatario a periodistas, durante una aparición en la Casa Blanca al lado del presidente de Colombia Alvaro Uribe, de visita aquí.

Bajo este plan, el gobierno compraría las hipotecas en mora a un precio de descuento y las retendría por un plazo no determinado, con la expectativa de venderlas a un mejor precio una vez que las condiciones de los mercados financieros mejoren.

De este modo, el gobierno pretende aliviar la presión que enfrentan muchos bancos e instituciones financieras que han visto incrementar sus pérdidas, reactivando así el flujo de préstamos, contraído como resultado de la crisis.

El gobierno busca también que el Congreso autorice un incremento en la deuda nacional, que resultaría de la asignación de estos recursos, para pasar de 10.6 billones (millones de millones) a 11.3 billones de dólares.

Tras la presentación del borrador, equipos del Tesoro y del Congreso celebraron la primera reunión para discutir el paquete, cuyo proceso continuará este domingo.

El plan, sin embargo, generó reacciones entre demócratas y republicanos, que prefirieron mantenerlas en reserva, y reconocieron la importancia de avanzar para su rápida implementación.

Mitch McConell, líder de los republicanos en el Senado estimo que la propuesta debe ser simple a fin de facilitar su entendimiento entre los estadunidenses.

“Vamos a escrutar la propuesta con cuidado para asegurarnos que funcione y hay que hacerlo pronto”, dijo el senador por Kentucky en un comunicado difundido por su oficina.

El demócrata Charles Schumer, co presidente del Comité Económico Conjunto del Senado, dijo que aunque el plan tiene “buenos fundamentos” y por ello puede estabilizar los mercados, parece cortos en sus alcances.

“No incluye una protección visible para los contribuyentes o los propietarios de casas, y por ello vamos a hablar con el (Departamento del) Tesoro, para ver que si tiene previsto algo sobre estas dos áreas”, indicó en otro comunicado.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login