Recibe Morales a representantes de OEA y Unasur

La Paz.- El presidente boliviano Evo Morales recibió el sábado en Cochabamba al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y al representante de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Juan Gabriel Valdés.

Los representantes acompañarán el diálogo que establecieron esta semana el gobierno de Morales y las autoridades de cuatro departamentos opositores: Beni, Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca.

En rueda de prensa, Morales se mostró confiado en que la presencia de los organismos internacionales que acompañan este proceso de diálogo, instalado el pasado jueves, logre que los prefectos reflexionen para llegar a acuerdos.

El presidente boliviano expresó su interés en que el diálogo que su gobierno mantiene con prefectos opositores produzca acuerdos antes de que viaje el lunes a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU.

“Esta tarde, ojalá mañana, podamos terminar, (ese es) mi gran deseo, esa es mi esperanza, porque quiero comunicar al pueblo boliviano que a las cinco de la tarde del próximo lunes tengo que viajar rumbo a Nueva York, sede de la Organización de las Naciones Unidas”, dijo.

Indicó que los movimientos sociales no objetan compatibilizar el capítulo de autonomías de la nueva Constitución Política del Estado con el planteamiento de los prefectos opositores a su gestión.

Con respecto al tema de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que analiza otra mesa de trabajo, el mandatario indicó que se está considerando incrementar el monto de pago de la renta dignidad a las personas mayores de 60 años.

Los prefectos, por el contrario, exigen al gobierno que restituya a los departamentos el dinero recaudado por ese impuesto, para utilizarlo en el desarrollo de sus regiones.

Morales designó este sábado al contralmirante Landelino Bandeira Arze como prefecto interino del departamento de Pando, en sustitución de Leopoldo Fernández, quien se encuentra detenido como presunto responsable de la matanza de una veintena de personas.

En un acto en el Palacio Quemado ante el alto mando militar y el gabinete, Morales dijo que es preciso sentar presencia del Estado en poblaciones alejadas que fueron olvidadas por mucho tiempo, y para ello solicitó el apoyo de las Fuerzas Armadas y de la población.

El jefe de Estado instó además a los movimientos sociales y a la población de Pando, a colaborar con el nuevo prefecto en el tiempo que permanezca al frente del departamento, y recordó que en el pasado, trabajó con damnificados por inundaciones en Pando y Beni.

Bandeira, hasta ahora jefe de Estado Mayor de la Fuerza Naval, señaló que asume la misión para devolver al pueblo del departamento de Pando la paz y el orden.

“Prometo trabajar con responsabilidad profesional y sobre todo con mucho patriotismo para devolverle al pueblo de Pando la tranquilidad y la seguridad ciudadana”, señaló.

El prefecto (gobernador) de Pando, Leopoldo Fernández, fue detenido el pasado martes por su presunta responsabilidad en la matanza en Porvenir, en un incidente que el gobierno considera una emboscada montada por paramilitares al servicio del funcionario detenido.

Morales llamó este día al Poder Judicial a cumplir su función constitucional y a castigar a los responsables de los ataques a entidades del Estado y de la masacre en Pando.

El jefe de Estado criticó “las maniobras” de la Corte Suprema de Justicia para liberar al ex prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, luego que el viernes pidió al juez Willams Dávila que ordene el traslado del acusado a Sucre porque “goza de un fuero especial”.

“Lo que pasó en Pando, en Porvenir, en estas localidades, es algo totalmente inhumano, imperdonable. Yo quiero pedir a la justicia boliviana, a la Corte Suprema de Justicia y al Fiscal General de la República, hacer justicia, que escuchen lo que pide el pueblo”, dijo.

Según un nuevo balance publicado este sábado por la Agencia Boliviana de Información (ABI), en Porvenir perecieron al m

You must be logged in to post a comment Login