.Se cumplen 10 años sin Antonio Saura; montan obra suya en Vigo.

México, 21 Sep (Notimex).- Con una selección de piezas que
incluye a distinguidos artistas españoles, entre ellos Antonio Saura,
fue montada la Eexposición de la Fundación Caixa de Galicia, en las
intalaciones de esta última, en el Puerto de Vigo, España.

Recordado así, a 10 años de su deceso, Saura podrá ser admirado
en plenitud hasta el 12 de octubre entrante, al lado de maestros como

Pablo Picasso y María Blanchard, entre otros.

Antonio Saura es reconocido por experimentar con numerosas
figuras y formas en composiciones irregulares, lo que le dio fuerza a
sus lienzos, ilustraciones y collages.

Hermano del cineasta Carlos Saura, el pintor, ilustrador y
teórico español nació el 22 de septiembre de 1930, en la provincia de
Huesca; comenzó a pintar y a escribir a los 17 años, después de que
una terrible enfermedad, la tuberculosis, lo mantuvo inmovilizado
durante mucho tiempo.

Cuentan sus biógrafos que entre 1948 y 1950, Saura realizó las
series tituladas “Constelaciones y Rayogramas”, pinturas sobre papel
y cartón, de orientación surreal, con las que efectuó su primera
muestra, en 1950.

En esa época residió entre Cuenca y Madrid y colaboró con grupos
de vanguardia como “Tendencias 2” y “Arte Fantástico”. Dos años
después, en 1952 se trasladó a París, donde evolucionó hacia una
pintura de trazos enérgicos y paleta reducida, de carácter
informalista.

En 1957, junto con los artistas Rafael Canogar, Manolo Rivera,
Pablo Serrano y Antonio Suárez, fundó en Madrid el grupo “El Paso”,
en el que jóvenes dispuestos a romper con las normas, introdujeron en
España el “Informalismo”.

A fin de tener una gran difusión crearon el logo en el que
proclaman su necesidad de “impulsar un ambiente que permita el libre
desenvolvimiento del arte y del artista, y luchar por superar la
aguda crisis que atraviesa España en el campo de las artes visuales”.

En los años siguientes, pintó diversas series en las que
figuran: “Crucifixiones”, “Sudarios”, “Retratos Imaginarios” (de
personajes como Brigitte Bardot o Felipe II), “Desnudos-paisajes”,
“Multitudes” y “El perro de Goya”.

En 1967, Saura se instaló en París y abandonó durante 10 años la
pintura al óleo para dedicarse a la obra en papel, con series como
“Cartones”, “Superposiciones” y “Grandes montajes”.
Sigue.

Se cumplen/dos/montajes

A lo largo de su carrera compaginó la labor de pintor con la de
ilustrador y teórico. En su trabajo como ilustrador, destacan los
dibujos para una edición de “Pinocho” y “El Quijote”; y como teórico,
textos de ensayo, como “Espacio y gesto”.

En la década de los 80, Antonio se dedicó a ilustrar libros
hasta que el 22 de julio de 1998, murió en Cuenca, España, a causa de
un cáncer.

Entre los reconocimientos que recibió destacan: el “Guggenheim”,
en Nueva York (1960); el de “Honor” de la I Bienal de Grabado
Europeo, Heidelberg (1979), “Caballero de la Orden de las Artes y las
Letras”, París (1981), y “Primer Premio al Libro mejor editado del
año”, Ministerio de Cultura, Madrid (1996).

Hoy, su obra se puede apreciar en el Centro de Arte Reina Sofía
(Madrid), en el Museo de Arte Abstracto (Cuenca), en la Fundación
Joan Miró (Barcelona), en el Museo de la Asegurada (Alicante), y en
la Fundación Eugenio Granell (Santiago de Compostela).

Ahora también su obra puede admirarse en el Museo de la
Fundación Caixa Galicia, quienes han adquirido para su coleción
privada varias piezas de este distinguido artista contemporáneo.

Otras obras suyas forman parte de las colecciones particulares
de museos como el de Arte Moderno y el Museo Guggenheim de Nueva
York, el Centro Georges Pompidou de París, el Museo Británico y la
Galería Tate, en Londres, y en el Museo de Arte Moderno de, Los
Angeles, California (EUA).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login