Estiman que para 2025 habrá mil 500 millones de hipertensos

Ginebra.- Para el año 2025 más de mil 500 millones de personas en el mundo -uno de cada tres adultos mayores de 25 años- padecerán hipertensión, uno de los principales factores individuales de riesgo de enfermedades cardiovasculares e infartos.

Tal es el pronóstico de la Federación Mundial del Corazón (FMC), con sede en esta ciudad, a unos días de la celebración del Día Mundial del Corazón, el próximo domingo 28, al tiempo que señaló que reducir el consumo diario de sal salvaría millones de vidas.

Según la FMC el número de muertes por infarto y por enfermedades coronarias podrían reducirse en 20 y 15 por ciento, de manera respectiva, si se reduce en tres gramos la ingesta diaria de sal.

La federación difundió un comunicado de prensa en el que invita a la comunidad internacional a que “conozca los factores de riesgo” de padecer enfermedades cardiacas.

El documento destacó que teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares y el infarto son la primera causa de decesos (17.5 millones al año), tomar media cucharadita de sal al día “puede salvar millones de vidas”.

La hipertensión no presenta síntomas visibles y por ello el único modo de saber si se padece es consultar al especialista en salud cardiovascular para que lo compruebe.

“Si bien es probable que el número de hipertensos aumente un 50 por ciento en los próximos años, esto no tiene por que ser inevitable”, indicó el profesor Shahryar Sheikh, presidente de la FMC.

“Si se adoptan cambios oportunos en el modo de vida y se reducen los factores de riesgo, sin duda, las perspectivas podrían cambiar para mejor”, subrayó Sheikh.

“Al conocer su nivel de riesgo, está dando un paso pequeño, pero muy importante, para evitar que la hipertensión llegue a afectar su calidad de vida”, apuntó.

Las enfermedades cardiovasculares y los infartos causan tantas muertes como el SIDA, la tuberculosis, malaria, diabetes, más todas las variantes del cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas juntas, precisó.

“Muy pocos somos conscientes de que nuestro estilo de vida y herencia pueden aumentar el riesgo de que desarrollemos una enfermedad cardiovascular o que suframos un infarto. Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para empezar a cuidarse el corazón”, agregó el profesor.

Si conoce su tensión, sus niveles de colesterol y azúcar en sangre combinados con su peso, altura y tamaño de cintura, el especialista del corazón que le trate podrá aconsejarle medidas concretas que le ayudarán a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares o un infarto.

De ese modo, “podrá tener un corazón preparado para la vida”, añadió Sheikh.

Las enfermedades cardiovasculares y el infarto se pueden prevenir con ejercicio regular, dejando de fumar y con una dieta más sana, baja en sal, grasas y rica en fibra, verduras frescas y fruta.

Diversos estudios han demostrado que el incremento en el consumo de fruta y verdura, pasando de menos de tres raciones diarias a más de cinco, está relacionado con una disminución del 17 por ciento en las enfermedades coronarias.

El reporte de FMC añadió que “hay una percepción pública que tiende a sobrevalorar el número de muertes por riesgos mucho más raros e infrecuentes y a subestimar aquellos otros que son mucho más comunes como el infarto, la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares”.

El Día Mundial del Corazón lo impulsan organizaciones pertenecientes a la FMC de más de cien países, entre ellos México.

Dicha celebración incluirá chequeos del corazón, paseos guiados, carreras, clases de gimnasia, debates públicos, espectáculos teatrales, foros científicos, exposiciones, conciertos, carnavales y torneos deportivos, alrededor del mundo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login