Gozan de buena salud las letras mexicanas: René Avilés Fabila.

París, 22 Sep (Notimex).- El escritor y periodista mexicano René
Avilés Fabila afirmó “hoy las letras mexicanas gozan de buena salud,
“estamos ya en otro mundo, el de nuestros días (aunque) sin la
narrativa de la Revolución serían otros”.

“Esta, la generación a la que pertenezco, tiene características
especiales. Yo la describí con algún cuidado en un largo artículo, La
mía, una generación sin generación”, destacó.

Avilés Fabila habló al ofrecer su tercera conferencia titulada
la Literatura Mexicana, en este caso la contemporánea, en la
Universidad de Odense, a dos horas de Copenhague.

Durante el recorrido por las letras mexicanas contemporáneas
dicho escritor retomó los principales sucesos sociales que marcaron
las líneas impresas por los más significativos autores de México.

Transcurre 1968 y “la Revolución muere violentamente cuando
fuerzas militares y policíacas, en una maniobra conjunta, asesinan de
golpe a más de 500 estudiantes y encarcelan a cientos de jóvenes,
intelectuales y académicos, entre ellos al escritor José Revueltas.
Como en el sexenio anterior (1959-1964), habían puesto en prisión a
David Alfaro Siqueiros”, recordó.

La literatura de 1968 sirve de memoria para que los mexicanos no
olviden la represión y las muertes, juzga a los responsables y,
seguramente, es de inmensa utilidad para que el país sufra
transformaciones positivas.

Para muchos es incluso un parte aguas, dijo en la Universidad de
Odense, ante un nutrido grupo de alumnos interesados en la literatura
Latinoamericana y Mexicana.

Justo en esa década, dijo el conferenciante, se presentaron
sorpresas, junto a la interesante generación que retoma más de
Contemporáneos su gusto por la literatura europea, formada por José
Emilio Pacheco, Juan García Ponce, Juan José Gurrola, Juan Vicente
Melo, Inés Arredondo y Salvador Elizondo, que realiza una literatura
atractiva y opuesta entre sí.

Señaló que comienzan a surgir nuevos nombres menos ligados al
ritmo de la literatura mexicana: Gustavo Sáinz, José Agustín, Juan
Tovar y Parménides García Saldaña, entre otros.

“Cada grupo generacional tiene sus peculiaridades y hay un
enorme salto entre los que nacieron poco antes que los que hemos sido
llamados De la Onda, no con injusticia, sino con falta de seriedad
crítica”, adujo.

Sigue
Gozan de buena salud las/dos/adujo.
.
“En Estados Unidos, ante públicos escolares y sus respectivos
profesores, algunos de nosotros hemos negado una y otra vez
pertenecer a un movimiento más social que literario, llamado “La
Onda”, subrayó.

Sin embargo, la nueva literatura mexicana tiene multitud de
presencias. Fatigada “La Onda”, Jorge Luis Borges sobresale como el
autor más influyente del siglo en español.

“No es el autor de un libro archifamoso, como puede serlo
Gabriel García Márquez -Nobel de Literatura- con Cien años de
soledad”, es una auténtica revolución en las letras. En México es
fácil detectar su benéfica presencia”, aseguró el periodista, durante
la semana de México en Dinamarca.

“Después atravesamos el boom latinoamericano, al que hoy el
exitoso escritor de origen colombiano, Fernando Vallejo, califica
irónicamente como un Big Bang y algún argentino dijo que de Boom paso
a Puf.

Los nombres variaban según quien hablara, pero en términos
generales eran los más reconocidos autores del continente: Juan
Rulfo, Adolfo Bioy Casares, Leopoldo Marechal, Augusto Roa Bastos,
Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier, Carlos Fuentes, Julio Cortázar,
Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Guillermo Cabrera Infante,
Severo Sarduy, Ernesto Sábato, Luis Borges, José Lezama Lima y otros
más.

Avilés Fabila dijo que el grupo que se formó hace unos años y
que estaba conformado por autores como Carlos Montemayor, Jorge Ruiz
Dueñas, Bernardo Ruiz y Marco Antonio Campos, principalmente, se
dispersó y ahora cada uno se halla cómodo en su trabajo literario.

Tal es el caso de Montemayor que ha encontrado en las luchas
sociale

You must be logged in to post a comment Login