.Muestra La Casona, de León, el cuadro “Homenaje a Vincenzo Bellini”.

México, 22 Sep (Notimex).- La exposición “Pinturas de cuerpo y
alma” en La Casona de la Fundación Carriegos, del artista plástico
mexicano Javier Rueda, muestra el cuadro “Homenaje a Vincenzo
Bellini”, uno de los pilares del arte operístico italiano, fallecido
el 23 de septiembre de 1835.

Para esta exposición, la cual permanecerá abierta hasta el 5 de
diciembre, Rueda, artista leonés, seleccionó importantes cuadros que
ahora son mostrados en el referido recinto, mismo que ha establecido
un gran compromiso con la cultura.

El compositor Vincenzo Bellini fue un niño prodigio, quien
comenzó a estudiar música desde los dos años de edad. Luego, a los
seis, ya había realizado su primera composición.

Vincenzo Salvatore Carmelo Francesco Bellini, su nombre
completo, nació el 3 de noviembre de 1801, en Catania, región de
Sicilia, Italia, mismo que posteriormente estudió en el Conservatorio
de Música de Nápoles.

Fue su padre el organista Rosario Bellini, quien al lado de su
abuelo Vincenzo Tobia Bellini, le enseñó sus primeras lecciones
musicales.

Con una beca que recibió del duque de San Martino ingresó al
Colegio de San Sebastián, de Nápoles, donde estudió Contrapunto con
Giacomo Tritto, Armonía con Giovanni Furno y Composición con Nicola
Zingarelli.

Desde joven estudió con profundidad las técnicas de composición
de Wolfgang Amadeus Mozart y de Joseph Haydn. Sus estancias en
Londres y París le permitieron aprender de las principales tendencias
musicales de la época.

Bellini compuso música sacra, de cámara y sinfónica, pero fue en
el género de la ópera, en el que supo expresar sus emociones y el que
le dio fama.

“Norma”, su obra maestra, es considerada como de máxima
dificultad para la ejecución de una soprano. Asimismo destaca por su
obertura y por ser la composición en la que Bellini logra conjuntar
una gravedad clásica con un romántico apasionamiento en la expresión.

Su obra otorgó a los cantantes un amplio margen para que
pudieran demostrar sus aptitudes vocales, pues han sido pocos los
compositores que han escrito arias tan ágiles como las de él.

Sigue
Muestra La Casona. dos. él.

De acuerdo con los expertos, durante el siglo XX únicamente un
reducido número de cantantes ha sido capaz de ejecutarla con éxito,
tales son los casos de Rosa Ponselle, Joan Sutherland y María Callas,
esta última en numerosas ocasiones.

El estreno de su primera obra “Andelson y Salvini”, en 1825,
atrajo la atención de la crítica.

Domenico Barbaja, director del Teatro de la Opera de San Carlo
de Nápoles y de la Scala de Milán, se interesó en la pieza y le
encargó varias obras más.

A decir de los conocedores, su producción, que comprende nueve
óperas, se caracteriza por la precisión y elegancia de las melodías,
complementadas por el ritmo entre los textos y los compases.

Entre éstas destacan las composiciones “Capuletos y Montescos”
(1830), “La sonámbula” (1831), “Norma” (1831), “Los puritanos”
(1835), “Adelson y Salvini” (1825), “Bianca y Gerardo” (1826), “El
pirata” (1827), “La extranjera” (1829), “Zaira” (1829) y “Beatrice di
Tenda” (1833).

Además compuso pequeñas piezas para virtuosos del bel canto, una
forma de expresión lírica que exige gran precisión vocal.

Vincenzo Bellini murió a la edad de 34 años, en Puteaux, región
cercana a París, el 23 de septiembre de 1835.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login