Se abrió indagación sobre brasileño ultimado por error por Scotland Yard

LONDRES (AFP) – Más de tres años después de que el brasileño Jean Charles de Menezes fuera abatido por error por policías británicos, la investigación judicial sobre su muerte se abrió este lunes de mañana en una corte improvisada en un verde campo de cricket del sur de Londres.

“Están aquí para buscar la verdad” sobre las circunstancias de la muerte de De Menezes, acaecida el 22 de julio del 2005, dijo a los once miembros del jurado el responsable de la indagación judicial, Michael Wright.

Medio centenar de policías prestarán testimonio de manera anónima sobre los sucesos ocurridos la mañana del 22 de julio del 2005 en la estación de Stockwell, sur de Londres, donde De Menezes fue abatido cuando se dirigía como todas las mañanas a su trabajo, tras ser tomado por un kamikaze.

“Desde un principio debe de quedar claro que De Menezes no estaba de ninguna manera asociado con bombas, artefactos explosivos o cualquier forma de terrorismo”, afirmó Wright, al dar inicio a la más esperada investigación judicial en Gran Bretaña después de la de la princesa Diana de Gales

“Tienen que responder a cuatro preguntas. Quién, dónde y cuándo murió, eso será fácil. La cuarta pregunta es mucho más difícil, y es cómo fue que De Menezes fue muerto”, agregó Wright al jurado.

La corte, en el salón John Mayor del campo de cricket Oval, estaba repleta de abogados de las dos partes, separados del público por pantallas detrás de las cuales se sentaba un pequeño grupo de periodistas – la mayoría había sido agrupada en un edificio anexo – y miembros de la familia.

Por parte de la familia estaban en la corte Alex Pereira, Alessandro Pereira y Patricia da Silva Armani, primos de De Menezes, que indicaron que los padres de Jean Charles, que vivien en el Estado de Mina Gerais, vendrán en octubre para asistir a la investigación, en la que por primera vez prestarán testimonio los dos policías que apretaron el gatillo contra su hijo.

“Este fue el primer día (de la indagación) y esperamos que nos acercará a la verdad, tras estos largos y dolorosos meses” después de la muerte de Jean Charles, dijo Armani. “Esperamos que cuando termine (la investigación), sabremos más cómo murió mi primo”, añadió.

Esta será la primera vez que la familia del electricista brasileño de 27 años podrá interrogar a los agentes que le dispararon siete tiros a la cabeza en un vagón del metro londinense.

“Lo mataron como un perro”, dijo la madre, María, cuando vino a Londres en septiembre del 2005, donde recibió las disculpas de Scotland Yard.

En el edificio frente al verde campo de cricket, hoy fuertemente custodiado, activistas de la campaña “Justicia para Jean” habían colgado una gran banderola en la que reclamaban: “Investigación, no encubrimiento”, mientras otros en la calle portaban pancartas en que se leía: “Tres años sin justicia”.

Hasta ahora, ningún oficial de Scotland Yard – ni su jefe, Ian Blair, ni los casi 20 agentes que participaron en la operación, ni tampoco los dos policías que apretaron el gatillo- han sido procesados, por lo que la familia reclamó la apertura de esta investigación judicial.

Wright recordó al jurado que De Menezes fue ultimado dos semanas después de los atentados contra los transportes públicos londinenses, de julio de 2005, que dejaron 52 muertos, y al día siguiente de una serie de atentados fallidos en Londres.

Mientras la policía buscaba nerviosamente a los terroristas, unos agentes tomaron a De Menezes por uno de ellos, lo siguieron en la calle, se subieron con él en un ómnibus, lo siguieron luego en el metro, hasta que lo abatieron en un vagón, ante el asombro de los demás pasajeros.

Este tipo de investigación pública -un procedimiento jurídico específico a Inglaterra y Gales- tiene como objetivo determinar las causas de una muerte en caso de circunstancias violentas o inexplicadas.

No es un proceso, ni se pronuncia condena alguna, pero las conclusiones del jurado pueden ser la ba

You must be logged in to post a comment Login