“Zingaro”, o la magia del teatro ecuestre al ritmo de caballos argentinos

BRUSELAS (AFP) – Reconocido como uno de los espectáculos ecuestres más originales del mundo, “Zingaro” ha desembarcado en Bruselas de la mano de su creador Bartabas con el espectáculo “Battuta”, un homenaje a los gitanos que mezcla la poesía, música del este de Europa y proezas de jinetes en caballos argentinos.

La gran tienda de campaña de “Zingaro” estará montada durante un mes en el complejo de Tours & Taxis, un extraordinario ejemplo de arquitectura industrial que alojaba los antiguos depósitos reales del puerto de Bruselas y que ha sido reconvertido en centro cultural.

Con el formato de una arena circular que tiene como eje una colorida cascada de agua, “Battuta” muestra los avatares de la vida nómade de los gitanos en todo su esplendor: de la celebración de una boda a la tristeza de un entierro, pasando por la danza y los juegos circenses, todo en un marco de exaltación de la amistad y la familia.

Para presentar este retrato vívido, Bartabas (un coreógrafo, jinete y entrenador de caballo francés cuyo verdadero nombre es Clément Marty) se sirve de 18 jinetes que se desafían con proezas que en algunos casos cortan la respiración, como los pases por debajo del caballo en pleno galope, en medio de la música en directo ejecutada por dos bandas oriundas de Moldavia y Rumania.

Al deslumbrante vértigo, “Battuta” suma también bellas imágenes llenas de poesía, como la de la novia cabalgando suavamente con un enorme velo blanco a sus espaldas suspendido en el aire por grandes globos, o a la cuota de humor aportada por el “oso” amaestrado que se convierte en jinete y amante.

Si la simbiosis entre jinete y caballo es perfecta, la responsabilidad recae tanto en la destreza y gran condición atlética de los franceses y marroquíes que integran la compañía como en la docilidad y elegancia de sus “socios” equinos, preparados para atravesar todo tipo de aventuras.

En cuanto a la historia de la aparición de los caballos argentinos en el espectáculo, la misma tiene un poco de azar, como cuenta el propio Bartabas: “Un día un amigo me avisó que llegaban 500 caballos argentinos al puerto de Bari, en el sur de Italia. Era una buena oportunidad y decidí aprovecharla. Después hubo que prepararlos para el espectáculo”, explica.

Pero si los 36 caballos que utiliza “Zingaro” son actualmente argentinos, Bartabas admite que las cosas pueden cambiar en el futuro: “Creo que todos los caballos del mundo son buenos. Es solo una cuestión de entrenarlos bien”, dice a la AFP mientras firma autógrafos a algunos fanáticos de su compañía, creada en 1984.

Para el futuro, el misterioso creador (que ya no participa en forma actividad en sus creaciones) imagina un filme y un nuevo espectáculo sobre cuyos contenidos prefiere no adelantar nada.

Teniendo en cuenta el actual debate sobre las pobres condiciones de vida de los gitanos en Europa y la polémica de la que son objeto en Italia con el gobierno de derexcha del primer ministro Silvio Berlusconi, “Battuta” se revela como una defensa al multiculturalismo de una insospechada actualidad.

Tras su paso por Bruselas, “Battuta” tiene previsto regresar al Fuerte de Aubervilliers (afueras de París), adonde tiene su sede “Zingaro”, para luego viajar a Tokio y Moscú en la primera mitad de 2009, en lo que será la despedida del actual espectáculo, concluye Bartabas.

You must be logged in to post a comment Login