Ahora es cuando tengo más que dar: Ramón Vargas.

* El tenor mexicano se siente en esplendor vocal y madurez artística
* Se presentará con la pianista georgiana Mzia Bakhtouridze en el FIC.

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 23 Sep (Notimex).- Ramón Vargas, considerado por la
crítica como uno de los tenores líricos más destacados en el mundo,
aseguró que al llegar a sus 26 años de actividad profesional dentro
del canto “siento que es ahora cuando tengo más que dar, porque estoy
en mi esplendor vocal”.

Desde su apartamento en la ciudad de Nueva York, Vargas
(Distrito Federal, 1960) comentó en entrevista que “vivo hoy una
madurez artística que permite verme a mí mismo diferente a los
jóvenes cantantes de ópera de la actualidad quienes, con cualidades,
voz y talento, aún se encuentran en una etapa de inmadurez”.

Con esos pensamientos, esa confianza y con el deseo incumplido
de encarnar a “Otelo” en algún escenario internacional, el tenor
mexicano se presentará en el marco del 36 Festival Internacional
Cervantino (FIC), acompañado por la pianista georgiana Mzia
Bakhtouridze, el 9 de octubre en el Teatro Juárez, de la ciudad de
Guanajuato.

Asimismo destacó su beneplácito por la proyección, ayer, en el
Auditorio Nacional de esta ciudad, de la apertura que él realizó de
la nueva temporada en el Metropolitan Opera House, llamada por el
tenor “Met”. “Es la segunda vez que yo abro, y la primera que se
transmite en vivo en México”.

Se congratuló, al mismo tiempo, porque la tecnología, a través
de la alta definición, permite tales acontecimientos. “En México me
pudieron ver, a manera de cine, con boletos de bajo costo, lo que
permite acercar a un gran público a la ópera en un intento de
masificación de esta rama de la música”.

Más adelante y al hablar sobre su retorno al FIC, Vargas explicó
que se siente orgulloso de ello, aunque por problemas de agenda no
podrá ser acompañado por una orquesta monumental. Sin embargo,
prometió “un recital de música de cámara, al lado de una
extraordinaria pianista; será un concierto íntimo”.

Con todo, el tenor huésped permanente de teatros como La Scala
de Milán, Opera Estatal de Viena, Covent Garden de Londres, Opera de
París-Bastille, “Met” de Nueva York, Opera de San Francisco, Teatro
Colón, de Buenos Aires, Arena, de Verona, y el Teatro Real, de
Madrid, dijo que será un concierto muy difícil.

Lo anterior, desmenuzó, “porque será difícil lograr los
objetivos en esa noche. Me refiero a que me costará mucho más trabajo
alcanzar una concentración de calidad por estar sólo con el piano en
el escenario; pero debo cautivar al público, aunque no tenga el apoyo
de otras personas ni una trama escénica”.

Adelantó que el programa cervantino será idéntico al que
ofrecerá el próximo 29 de septiembre en La Scala de Milán, con una
primera parte europea con temas rusos, y una complementaria que
incluye música española y un amplio repertorio de autores
hispanohablantes. Luego se refirió a Mzia Bakhtouridze:

“Para que un o una pianista me acompañe, debe ser un artista
con capacidades técnicas suficientes para interpretar mi repertorio,
y al igual que un director de orquesta, debe amar las voces. Además,
pido que en la dinámica laboral no se haga una guerra sino un equipo
entre música y voz, en perfecta armonía”.

Con más de 30 discos que comprenden desde versiones integrales
de óperas y recitales operísticos hasta canciones italianas,
mexicanas y navideñas, Vargas apuntó que él y dicha pianista se
conocieron en 1994 “y en 1995 comenzamos a trabajar juntos. Cada año
realizamos, al menos, un concierto por el mundo”.

Actualmente, informó el entrevistado, no prepara disco, pero sí
realiza giras internacionales. La grabación y venta de discos, dijo,
no le interesan debido a que la Internet y el intercambio de CDS han
matado las ventas. Ahora, prefiere vender sus presentaciones
personales en vivo a través del formato DVD.

Vargas consideró, al tocar el tema de la presentación del tenor
Plácido Domingo en Chichén Itzá (el 4 de octubre p

You must be logged in to post a comment Login