Estar delgado no es suficiente para ser saludable

CHICAGO, IL. (ConCienciaNews) – Los flaquitos pueden tener un alto nivel de grasa en el cuerpo. No es solo cosa de los gorditos.

Más de la mitad de estadounidenses que consideran tener un peso normal y cuyo cuerpo tiene medidas estándares, podrían tener altos niveles de grasa sin importar que tengan una figura esbelta y la báscula les diga que no están gordos. Las mujeres con 30 por ciento de grasa corporal y los hombres con más del 20 por ciento se consideran obesos, aunque tengan un índice de masa corporal normal.

“Lo relevante de este estudio es que usualmente cuando hablamos de obesidad hablamos de personas que pesan más de lo normal. Pero aquí hay personas que, de otra manera, el médico les diría: usted está bien y no tiene ningún problema de peso. Pero parece que no es tan simple como eso”, dijo Francisco López Jiménez, cardiólogo de Mayo Clinic, y que lideró la investigación.

Para este estudio se analizaron por lo menos 2,000 casos de personas que cumplían con los requisitos, aquellas a las que se había medido el índice de masa corporal (IMC). El IMC se determina mediante un cálculo entre el peso y la estatura de la persona, pero muchas veces este cálculo resulta ser superficial, asegura López Jiménez.

“Esto tiene sentido pero sólo superficialmente, pues la gente con exceso de peso para su estatura por lo general corre más riesgo de presentar problemas de salud; sin embargo, esa es solamente una parte del todo”, dijo López Jiménez.

En el estudio se identificó que estas personas con alto nivel de grasa presentaron más problemas de diabetes, azúcar en la sangre, colesterol y triglicéridos altos (un tipo de grasa en la sangre). Lo que significa que muchas personas pueden estar sufriendo una afección de salud y debido a tener un peso relativamente normal, creen que están bien.

La manera de medir la grasa en el cuerpo es con las básculas especiales que la identifican y que normalmente están en los gimnasios o clínicas, al igual que utilizando el método de la bioimpedancia, que mide la grasa a través de corriente eléctrica y que atraviesa los fluidos del cuerpo.

“Otro método simple es medir los pliegues cutáneos, de los brazos, axilas y ver el doblez de la piel en esas áreas”, dijo López Jiménez, quien también sugirió que otra manera de identificar la acumulación de grasa es en la barriga, una parte importante donde se concentra.

Otra manera de averiguar si se tiene demasiada grasa, especialmente la grasa menos saludable, es a través de la medida de la cintura. En las mujeres, una medida de 89 cm. (35 pulgadas) o más en la cintura señala un riesgo mayor para desarrollar problemas de salud asociados con la obesidad.

Las recomendaciones para aquellos que creen tener un alto nivel de grasa son el ejercicio frecuente y una buena alimentación.

“Una razón por la cual una persona puede tener peso normal a pesar de tener mucha grasa, es cuando se tiene poco músculo”, dijo López Jiménez.

“La mejor manera de contrarrestar esto es con ejercicio, pero no sólo aeróbicos. Es mejor una buena combinación de pesas de máquinas para aumentar la masa muscular”.

En el futuro se espera profundizar más el estudio entre hispanos, pero según López Jiménez, el problema es igual tanto en los latinos como en la población general.

You must be logged in to post a comment Login