Expondrán 48 obras de María Izquierdo en el Festival Santa Lucía.

Monterrey, 23 Sep (Notimex).- Un total de 48 obras de María
Izquierdo, considerada como una de las pintoras mexicanas más
destacadas internacionalmente, podrán admirarse a partir del 3 de
octubre próximo, en el Museo Marco, dentro del Festival Internacional
Santa Lucía.

“El que esta exposición (denominada Arte nuevo: El aporte de
María Izquierdo) forme parte del Festival Internacional Santa Lucía
es importante para todos, por su difusión y porque mucha gente podrá
verla dentro de los días que contempla el festival”, opinó en rueda
de prensa Bertha Cantú, gerente de exposiciones de Marco.

“Todo lo que se sea una suma de actividades en eventos
realizadas por Gobierno del Estado como de otras instituciones
siempre será de gran beneficio para todos”, agregó Jorge Contreras,
curador del museo.

La colección, que pertenece en gran parte a un comodato del
Museo Tlatelolco, presenta temas de autorretratos y circenses y
bodegones, que eran de las favoritas de la pintora nacida en San Juan
de los Lagos, Jalisco.

“No es una retrospectiva del artista, pero incluimos muchas de
sus obras importantes a quien el mismo Diego Rivera se refería como
un gran talento, como escribió en uno de sus catálogos”, explicó
Contreras.

La obra de la artista fue declarada Monumento Artístico de la
Nación por el INBA en el 2002, que en gran parte buscaba la identidad
nacional, tema que seguían los grandes muralistas mexicanos.

“En uno de los temas, “México en las carpas”, le atrajo mucho en
una etapa de la vida de María Izquierdo, porque está también en la
obra de Picasso (Pablo); ella declaró que los circos tenían una forma
de vida completa, distinta a la cotidiana, un mundo aparte y
sórdido”, según Contreras.

Señaló que Rufino Tamayo, fue su maestro y amigo en la Academia
de San Carlos y al parecer influyó en una de sus etapas como pintora,
como se nota en la pintura “El teléfono”.

Contreras explicó que un tema que aborda en su obra es la
libertad, con una presencia, pero con la ausencia del personaje,
haciendo una crítica a las damas de la sociedad.

“La influencia del surrealismo se nota en sus obras, mostrado
cabezas decapitadas, tal vez en parte por un problema físico que tuvo
con una embolia y que por cierto empieza a pintar sólo con la mano
izquierda porque le paralizó parte de su cuerpo”.

María Izquierdo falleció muy joven a los 45 años, en 1955, en la
Ciudad de México, dejando un gran legado artístico.

Adriana Zavala, curadora de la exposición, escribió que las
obras de la pintora mexicana proponen un complicado diálogo con el
arte europeo de su tiempo.

“Esto fue extraordinario, ya que no tenía una extensa educación
artística y además, era mujer (sic). De hecho, en la primera mitad
del siglo XX, no había más de una docena de mujeres artistas en
México”, dijo.

En la muestra, que se presentó previamente en el Centro Cultural
Universitario Tlatelolco, de la Ciudad de México y en el Instituto
Cultural Cabañas, de Guadalajara, Jalisco, se rinde homenaje a esta
gran pintora, que logró fusionar las tradiciones nacionales con las
tendencias del arte europeo de su tiempo.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login