.Expondrán multifacética personalidad de Diego Rivera en la Casa Azul. Se trata de la muestra “Retrato de Diego por Frida”.

México, 23 Sep (Notimex).- Pinturas, cartas, libros, piezas
arqueológicas y manifiestos inéditos son algunos de los objetos que
se presentarán en la exposición “Retrato de Diego por Frida”, a
partir de este jueves en el Museo Casa Azul Frida Kahlo.

En ésta se mostrará la multifacética personalidad del muralista
mexicano, dijo Ricardo Pérez Escamilla en conferencia de prensa,
quien aseguró que se trata de una exposición en donde la intimidad
entre el artista y Frida Kahlo, se descubre a través de su archivo en
todo su valor estético y humano, y su presencia se revela fuertemente
contemporánea.

Señaló que en “Retrato de Diego por Frida”, divida en siete
salas, “nos adentra en sus vidas y sus pasiones fundamentales: el
arte, la lucha social y, ante todo, México”.

La misma, agregó el también crítico de arte, ilustra la
diversidad en la obra de Rivera, la dialéctica entre la educación
europea que lo formó y el amor que profesó por la cultura mexicana, y
su aportación a la construcción de la identidad nacional.

“Esta mezcla única convierte a Diego Rivera en uno de los
maestros de la pintura más importantes del siglo XX a nivel mundial”,
opinó.

De acuerdo con Pérez Escamilla, la exhibición es un retrato de
Diego Rivera pintado por Frida Khalo, pero no desde el punto de vista
de una pintura, “sino en la comunidad que existió entre ambos”.

Se presentan obras como “Desnudo de Frida Kahlo”, un
“Autorretrato de Diego Rivera”, el libro del escritor ruso Ilya
Ehremburg ilustrado por Rivera y también “Retrato de Frida Kahlo y
Paisaje de Normandía”.

De igual manera enriquecen esta exposición “Retrato de Marte R.
Gómez”, hecho por Frida Kahlo y varios libros de la colección del
maestro Ricardo Pérez Escamilla.

Enmarcando la obra de Diego están las palabras y la
interpretación de Frida, genio paralelo, espíritu complementario al
del muralista y mujer que más lo comprendió.

La visión de Frida sobre Diego guía al visitante por esta
exposición que privilegia la presencia, aún palpable, de ambos
artistas en la Casa Azul.

Sigue
Expondrán multifacética. dos. Azul.

“Retrato de Diego por Frida” muestra la relación entre ellos y
la manera en que se influyeron y se complementaron con profundo
respeto por sus estilos creativos.

Esta exposición, en su primera sala, ofrece los trazos
originales del mural que Diego realizara para el Hospital de la Raza:
“Historia de la medicina en México. El pueblo en demanda de salud”,
una obra pintada entre 1953-1954 y que por primera vez se dan a
conocer estos estarcidos al público.

En la composición de esta obra, el artista reconstruye la
historia de la sabiduría, de la conciliación del ser humano con la
naturaleza para luchar contra la enfermedad y obtener la salud. En la
sección izquierda del mural, Rivera ilustra la medicina social,
conquista legítima de igualdad.

En este mismo espacio se privilegia la composición de la
chimenea que Diego mandara construir en la Casa Azul. Para esta
escultura, de acuerdo con el crítico de arte, Rivera unió la
geometría prehispánica con las sobrias líneas del art deco.

La inquietud intelectual y científica del pintor también se
ilustra mediante la correspondencia que sostuvo con el físico alemán
Albert Einstein. Este documento es parte del archivo de la Casa Azul.

Por otra parte, la segunda sala está dedicada a la estancia
tanto de Diego como de Frida en París. Ahí se expone un retrato
inédito que le hiciera el pintor y escultor italiano Amadeo
Modigliani a Rivera.

Cabe resaltar que la familiaridad de los trazos de esta obra, a
decir de Pérez Escamilla, revela la amistad y respeto que ambos
pintores sentían entre sí y que cultivaron desde principios del siglo
XX, cuando Diego viviera en la Ciudad Luz.

De igual manera se muestran por primera vez dibujos de Diego
pertenecientes a su etapa cubista. Se exponen también sus cuadros
cubistas “El despertador”, “Mujer con cuerpo de guitarra” y “Pais

You must be logged in to post a comment Login