Ion Arretxe, detenido y torturado en su juventud, “da la cara” sin odio

SAN SEBASTIAN, España (AFP) – El actor Ion Arretxe, protagonista de “Tiro en la cabeza”, basada en un atentado de ETA, detenido y torturado cuando era joven al ser confundido con un miembro de la organización armada, considera que no es un revancha interpretar ahora a uno de ellos.

“Lo que pasó fue tremendo: nos detuvieron a una serie de personas acusándonos de pertenecer a un comando de ETA y después de unas torturas tremendas, uno de ellos apareció muerto en un río, ahogado. Cuando ocurrió, se denunció y se hizo caso omiso de esto”, relató a la AFP.

Este actor ocasional, vasco de 44 años, es en realidad director artístico, trabajó en “La soledad”, el anterior filme de Jaime Rosales, y ha tenido un doble papel, delante y detrás de la cámara, en “Tiro en la cabeza”.

Arretxe, que rodó con su hermana, su sobrino, su pareja y un amigo la primera parte de la película, que describe varias escenas de la vida diaria de un miembro de ETA, aceptó enseguida la propuesta de Rosales para protagonizar el filme.

“En Jaime Rosales tengo fe porque te lleva a caminos que nunca has recorrido antes, también como vasco”, confiesa Arretxe, que cuenta que la película se rodó “de manera casi secreta” poco después del asesinato de dos guardias civiles en Francia a manos de ETA, el 1 de diciembre de 2007.

Incluso asegura que Rosales no se lo hubiera pedido, “se lo hubiera propuesto yo”, ya que “como vasco, yo sabía que podía aportar algo” y tenía que “dar la cara”, “poner la cara” en una película “valiente”.

“Soy una persona que está muy involucrada en el conflicto vasco desde hace muchos años. Tanto es así que yo he sido detenido y torturado por la Guardia Civil y no he edificado mi vida en el odio ni el victimismo ni en la revancha”, explica.

“A veces ser víctima viene bien, pero es muy fácil quedarte en eso que te pasó y no crecer; eso no puede ser, tienes que crecer a partir de ahí”, defiende Arretxe, que estudió Bellas Artes en Bilbao (norte) y posteriormente se mudó a Barcelona (noreste) para formarse en escenografía.

Este actor novel que en otra ocasión se ha definido como “abertzale”, es decir, de la izquierda radical vasca, afirma que la película no le ha cambiado y denuncia que actualmente, en el País Vasco (norte de España) “la eliminación del otro es el objetivo: unos quieren eliminar físicamente matando a todos y los otros quieren eliminar judicialmente negando a todos, y eso no va a ser la solución”.

Arretxe se refiere a la nueva tanda de atentados de ETA, que desde que en junio de 2007 dio por terminada una tregua de más de un año, ha matado a cinco personas, y a las decisiones de la justicia española de declarar ilegales a dos partidos independentistas por considerarlos cercanos a ETA.

“Para mí matar está mal, esto es una cosa que en la película se ve”, aclara, y añade que “es importante imaginarte el dolor del otro, y echar un poquito más de imaginación e imaginarte que las cosas (…) cuando les tocan a los otros, duelen también”.

You must be logged in to post a comment Login