Los hombres y la moda: en etapa de aprendizaje

PARIS (AFP) – Los hombres ya no se avergüenzan por interesarse a la moda pero, en ese dominio, están todavía en etapa de aprendizaje y cambian de “look” menos que las mujeres, estiman profesionales del sector.

Para tratar de comprender la evolución del comportamiento masculino en la materia, un equipo dirigido por Patricia Romatet, directiva del Instituto Francés de la Moda (IFM), consultó al respecto 64 expertos (diseñadores, compradores, encargados de marketing, directores de colecciones, etc.) en varios países europeos (Francia, Italia, Gran Bretaña, Alemania), en Estados Unidos y en Japón.

El sondeo fue realizado por encargo del salón textil Primera Visión, que se realiza en la periferia de París esta semana.

Una cosa es segura: “los hombres ya no se avergüenzan por interesarse a la moda”, señala a la FP Patricia Romatet. En general, “asumen que se interesan en su estilo”.

“La ropa forma parte de esa dimensión. Antes, era sinómino de estatus social, ahora es sinómino de estatus pero también de seducción”, precisa.

“Hoy, ocuparse de sí mismo es un factor de competitividad” y, desde hace unos diez años, los hombres “están en etapa de aprendizaje” de la moda, agrega Romatet.

Ese fenómeno “se ha acelerado en los últimos diez años”, confirma Franck Nauerz, del servicio de compras de la gran tienda parisina Printemps. La creación de cadenas de tiendas consagradas exclusivamente a los hombres y la ampliación de los espacios dedicados a la moda masculina en las grandes tiendas favoreció la tendencia, agrega.

Según la encuesta de IFM, los hombres se sitúan “ante todo en el discurso social”, pero cada vez son más numerosos los que se visten “para su propio placer”.

En su guardarropa, “la referencia es el arte del traje. Hay un mito del traje a la medida”, indica Romatet. Incluso los más jóvenes “vuelven a otorgar un papel central al traje”, aunque revisitado y corregido.

En las jóvenes generaciones, la tendencia es el “dressing up” (vestirse más elegantemente) incluso con ropas informales, lo que ha dado en llamarse el “casual chic”, estima Romatet.

“Incluso los fabricantes de pantalones vaqueros proponen prendas cada vez más ‘de vestir'”, señala Nauerz, explicando que los jóvenes fueron influenciados por la elegancia rock de Hedi Sliman, el ex diseñador de Dior Homme.

Como prueba de esa tendencia, los expertos señalan la expansión del sector accesorios. A menudo, esa es “la primera manera de entrar en la moda para los hombres”, según Romatet.

Nauerz considera asimismo que, desde hace tres años, los bolsos y joyas para hombres se vende cada vez más. “Hay ahora en las tiendas espacios enteros consagrados a los accesorios masculinos”, mientas las marcas de marroquinería femenina proponen también productos para los hombres, argumenta.

Pero los hombres y las mujeres no abordan la moda de la misma manera. Para el hombre es importante “la dimensión social y la funcionaliad”, en tanto la mujer se interesa ante todo en la silueta, recalca Patricia Romatet.

“La relación con el tiempo tampoco es la misma”, agrega la experta. “Hay un tiempo masculino más largo que el femenino”. Los hombres “buscan más el estilo que la moda”.

You must be logged in to post a comment Login