Arrestan en Italia a abogado de la mafia siciliana

Roma.- Un abogado y un representante de futbol, considerados cercanos a Salvatore Lo Piccolo, jefe de Cosa Nostra, la mafia siciliana, fueron arrestados en Palermo, confirmaron las autoridades locales.

Las fuentes dijeron que Marcello Trapani, abogado penalista, era el defensor de confianza de Lo Piccolo, detenido en 2007, y quien fue acusado de asociación mafiosa.

Fue arrestado además Giovanni Pecoraro, representante futbolístico que ha trabajado para el club Palermo y quien fue imputado de complicidad externa en asociación mafiosa y extorsión.

La Produraduría Distrital Antimafia de Palermo, la capital siciliana, precisó que los detenidos fungían como intermediarios entre Lo Piccolo y varios empresarios.

Asimismo, el abogado fue acusado de sustracción de documentación judicial que hacía llegar al “capo” de Cosa Nostra y de haberle proporcionado un chaleco antibalas durante su periodo como prófugo de la justicia (que finalizó en noviembre de 2007).

Según las fuentes, Trapani se reunía con Calogero Lo Piccolo, uno de los hijos de Salvatore, con quien no intercambiaba palabras para evitar ser interceptados por la policía y se comunicaba a través de “pizzini”, los pedazos de papel usados por los mafiosos para dar y recibir instrucciones.

Los detenidos también fueron acusados de extorsión e intimidación contra la sociedad futbolística Palermo Calcio y en particular contra su presidente, Maurizio Zamparini.

Acusa gobierno italiano a mafia napolitana de declarar “guerra civil”

Roma.- El asesinato de siete personas, entre ellas seis africanos, en Castel Volturno, sur de Italia, es un acto de “guerra civil” declarado por la Camorra, la mafia napolitana, al gobierno, afirmó el miércoles el ministro del Interior, Roberto Maroni.

“Estamos de frente a una guerra civil que la Camorra ha declarado al Estado, el cual debe responder con todos los medios disponibles”, señaló Maroni al comparecer ante el Senado.

Calificó el homicidio de los seis africanos y de un italiano (en dos ataques de sendos comandos armados) como “un auténtico acto de terrorismo con el cual la Camorra quisó establecer su control del territorio”.

“Es significativo que la fiscalía de Nápoles decidió acusar al único arrestado (Alfonso Cesarano) por la matanza de Castel Volturno del delito de masacre con finalidad de terrorismo”, acotó.

Por ese motivo dijo que el gobierno ha aprobado un decreto de ley con nuevas medidas urgentes y que contemplan el envío de 500 soldados a Caserta, en la sureña región de Campania para enfrentar la “emergencia criminal”.

El ministro pidió al Parlamento analizar medidas que permitan reducir los beneficios carcelarios a todos aquellos acusados de delitos de mafia, pues recordó que sólo en el municipio de Castel Volturno hay 118 personas que se acogen al arresto domiciliario, lo que hace difícil su control y supervisión.

“Es evidente que la concesión de beneficios a un número desproporcionado de personas hace más difícil el control”, señaló.

Según Maroni, la serie de homicidios perpetrados en la provincia de Caserta obedece a la voluntad del clan camorrista de los Casalesi de evitar la colaboración con la justicia y de demostrar su predominio criminal en el área.

“Desde final del año pasado el clan de los Casalesi ha sufrido golpes tanto por la decisión de algunos de sus integrantes de colaborar (con la justicia), como por el proceso Spartacus que emitió varias condenas a cadena perpetua”, dijo.

Insistió que los últimos asesinatos podrían tener como origen castigar a las personas que habían denunciado extorsiones del clan camorrista.

El ministro denunció que los Casalesi han infiltrado las instituciones locales y controlan el tráfico de droga y de seres humanos, el contrabando y el juego de azar clandestino, además de que son responsables de delitos contra el patrimonio y extorsiones.

“La matanza de Castel Volturno fue un acto con el cual el clan de los Casalesi ha buscado reafirmar su predomin

You must be logged in to post a comment Login