Enfrenta Rusia dilema entre libertad y autoritarismo: Carlos Fuentes

Madrid.- Los intereses de Rusia en la zona del Cáucaso y las relaciones con las demás ex repúblicas soviéticas la obligan a realizar nuevos acomodos políticos, afirmó el escritor mexicano Carlos Fuentes en un artículo en el diario español El País.

El autor analizó la reciente intervención de Rusia en Georgia y sus relaciones con Europa y Estados Unidos, ante quienes consideró que “ha regresado como una gran potencia y reclama una zona de seguridad”.

“¿Autonomía de las antiguas repúblicas soviéticas o sometimiento a Moscú? Este es el dilema que limita, al cabo, la novedosa política de fuerza del zar Putin y le obliga, a la larga, a acomodo político tanto con Europa como con Estados Unidos de la era pos-Bush”, expuso.

Al cabo, añadió, “Europa depende de la exportación de petróleo y gas rusos, y Rusia depende de que se lo compren”.

En el texto titulado “La Tercera Roma”, Fuentes consideró que la respuesta occidental a la intervención de Rusia en Georgia fue “tibia”, en especial de parte de Estados Unidos, que a pesar de negarlo dejó que Rusia “se saliera con la suya”.

“Lo hizo y no existe, hoy, poder que se lo impida. La razón de (el primer ministro ruso Vladimir) Putin es clara y es histórica: Rusia ha regresado como gran potencia al escenario internacional y reclama una zona de seguridad que, a su entender, le había sido arrebatada por los Estados Unidos y sus socios europeos”, indicó.

“Moscú alega que su intervención en Georgia es comparable a la intervención occidental en Kosovo. Pero esto no explica ni excusa la sangrienta intervención rusa en Chechenia”, afirmó.

Fuentes recordó que Rusia, incluso por voz del ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov, acusa que la acción de Georgia de entrar militarmente a Osetia del Sur tiene el respaldo y las armas proporcionadas por Estados Unidos.

Explicó que la nueva realidad internacional, en la que Rusia respeta a Estados Unidos pero no reconoce su liderazgo ni le hace caso, confirma que el unilateralismo estadunidense ha terminado, y que priman muchos intereses de todas las partes.

“Condoleezza Rice, que hace siete años declaraba que los Estados Unidos no necesitaban amigos y se bastaban a sí mismos, hoy debe hacerle la corte a tiranos tan desagradables como Muammar el Gaddafi y reconocer, disfrazándolo para ingenuos, el fracaso de la absurda e innecesaria guerra de Irak”, acotó.

“¿Puede el próximo presidente de Estados Unidos devolver a Washington un papel de fuerza constructiva y asociada al orden internacional -el legado de Roosevelt y Truman?”, planteó el autor.

“¿Y puede Rusia encaminar su transición a un orden de libertades democráticas y alejada del autoritarismo mesiánico y nacionalista de la Tercera Roma?”, puntualizó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login