“El nido vacío”, de Daniel Burman, se presentó a concurso en San Sebastián

SAN SEBASTIAN, España (AFP) – “El nido vacío”, una historia sobre una pareja cuyos hijos crecen y se van de casa, del director argentino Daniel Burman, se presentó este viernes en el Festival de Cine de San Sebastián, como único filme latinoamericano que compite en la sección oficial por el máximo galardón, la Concha de Oro.

La sexta película de Burman, de 35 años, que en Argentina atrajo a más de 300.000 espectadores, describe el llamado síndrome del “nido vacío” que sufren muchos padres cuando sus hijos abandonan el hogar y ellos vuelven a vivir en pareja.

Los actores argentinos Oscar Martínez y Cecilia Roth dan vida a Leonardo y Martha, un matrimonio que se siente incómodo sin los hijos. Martha, una ama de casa, regresa a la universidad y tiene una intensa vida social, mientras que Leonardo, dramaturgo, no consigue escribir y se enamora de una joven.

“Lo que vive el personaje es su obra, que en realidad son sus miedos y sus sueños”, explicó Burman en una entrevista a la AFP.

“Todo el tiempo nos escapamos a ciertos lugares fantásticos para no aburrirnos” y “me interesaba reflejar ese pequeño corrimiento de la realidad para que sea más llevadera”, explicó en conferencia de prensa.

El filme incluye algunos momentos de musical que “representa el caos interior que vive” Leonardo, describió. “A veces no alcanza el texto y necesitás un momento de espectáculo, son como puntuaciones gramaticales”, precisó.

“Con el musical tengo una relación muy rara, odio los musicales y por otro lado me fascinan”, confesó el director, que además incluye en el filme una “chanson française” compuesta por él en tono divertido.

Los momentos de comedia insuflan a la película una “amabilidad” que “te permite a veces ser mucho más profundo”, según Burman. “La comedia tiene elementos que hacen una película más leve pero al mismo tiempo te permite abordar temas más dolorosos, manejar mejor lo que estás contando”.

Al director cada vez le “entretiene más hacer un acercamiento a través de la comedia”: “Me lo paso mejor cuando filmo”.

Una parte del filme transcurre en los alrededores del mar Muerto, en Israel, país que Burman conoció “hace poco tiempo. El desierto y las aguas turquesa del mar Muerto tienen “algo de irreal, de abstracto” con la que juega el director para contar su historia, indicó él mismo.

Burman, que dice que no descarta hacer un musical, prepara actualmente el guión de una “comedia romántica” que tiene “un poco más de comedia y musical que ‘El nido vacío'” y que “transcurre en Buenos Aires y en Canadá”. Se trata de “algo que tiene que ver con mi generación”, se limitó a explicar el director de “Todas las azafatas van al cielo”, “El abrazo partido” y “Derecho de familia”.

En el filme tiene un pequeño papel Inés Efron (“XXY”), que se encuentra en San Sebastián presentando también “Amorosa soledad”.

“El nido vacío” es la única película latinoamericana que opta a la Concha de Oro, principal galardón del Festival, que compite en la sección oficial junto con otros 14 filmes. El año pasado optaron dos de la región, “Encarnación”, de la argentina Ahahí Berneri, y “Matar a todos”, del uruguayo Esteban Schroeder.

Este viernes también se presentó “Dream”, del surcoreano Kim Ki-duk (“La Isla”, “Hierro 3”), sobre un hombre cuyos sueños le ocurren a su ex novia.

A la espera de la entrega de premios el sábado, “Tiro en la cabeza”, del español Jaime Rosales sobre un atentado de ETA, y “Still walking”, del japonés Hirokazu Kore-Eda sobre las relaciones famliares, son las favoritas.

Además, este viernes la actriz estadounidense Meryl Streep recibirá el Premio Donostia por su carrera, después de haberlo recogido la semana pasada el español Antonio Banderas.

You must be logged in to post a comment Login