Realizarán religiosos 14 días de ayuno por moratoria a redadas

Chicago.- Religiosos y activistas comunitarios de Chicago, Illinois, llevarán a cabo un ayuno de 14 días en demanda de una moratoria a las redadas y deportaciones, informó el reverendo Walter Coleman.

El pastor de la iglesia metodista San Adalberto, que ha dado refugio a las mexicanas indocumentadas Elvira Arellano y Flor Crisóstomo, explicó que el ayuno empezará el 1 de octubre próximo en su templo, con la participación de representantes de otros credos.

Esta medida estará acompañada de un mitin en la alcaldía de Chicago, el próximo 8 de octubre, para pedir a las autoridades locales que impidan las incursiones agresivas de las autoridades migratorias en vecindarios de esta ciudad.

Además, los ayunantes enviarán una carta con la petición de moratoria a los candidatos presidenciales, John McCain y Barack Obama, así como a los que contenderán por un escaño en el Congreso estatal y federal en las elecciones del 4 de noviembre próximo.

“Esta es una demanda que se viene haciendo en el país desde hace seis años, y sólo encontramos indiferencia y falta de compromiso de los representantes gubernamentales tanto locales como federales”, expuso el religioso en entrevista.

“Ayunaremos para traer nuestra fe a esta demanda de moratoria, la cual pedimos se respete hasta que el Congreso de Estados Unidos apruebe una reforma migratoria”, enfatizó.

El ayuno de los religiosos y de activistas comunitarios forma parte de una campaña pro inmigrante que han denominado “Ya Basta”, la cual se pretende extender a otros estados a través de la participación de representantes de diferentes iglesias.

Entre las acciones planeadas está la propuesta para que durante los servicios religiosos del domingo 12 de octubre los sacerdotes celebren el Día de la Raza y llamen a la población a inscribirse en la lista de petición popular de moratoria a redadas y deportaciones que se elaborará dos días después.

Además de los religiosos y activistas, en el ayuno de la iglesia metodista participarán madres latinas que enfrentan la deportación del jefe de familia, así como Flor Crisóstomo, quien lleva ya ocho meses refugiada en ese templo.

Elvira Arellano, quien permaneció refugiada durante un año en la iglesia metodista San Adalberto, en Chicago, para evadir una orden de deportación que la separaría de su hijo nacido en Estados Unidos, fue deportada a México en agosto de 2007.

La repatriación de Arellano ocurrió un día después de haber sido detenida en las afueras de una iglesia en Los Angeles, donde participaría en una vigilia por las familias separadas por las autoridades migratorias.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login