Bush quiere suspender preferencias arancelarias a Bolivia

WASHINGTON (AFP) – Un nuevo quiebre en las tensas relaciones entre Estados Unidos y Bolivia se anunció este viernes, cuando el presidente estadounidense, George W. Bush, propuso la suspensión de las preferencias arancelarias unilaterales que su país otorga al gobierno de La Paz.

“Propongo suspender la designación de Bolivia como un país beneficiario de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPDEA)”, señaló Bush, citado en un memorando transmitido a la prensa por la Casa Blanca.

La ATPDEA permite a Perú, Ecuador, Bolivia y Colombia ingresar productos al mercado estadounidense sin aranceles a cambio de su cooperación en la lucha antidrogas.

Para Bolivia, uno de los países más pobres de las Américas, la medida supondría un impacto comercial importante, toda vez que exporta unos 400 millones de dólares anuales en textiles y productos de oro y madera a Estados Unidos en el marco de este beneficio.

“Nosotros consideramos que esta intención es una nueva agresión a la democracia boliviana y una nueva agresión a la lucha contra el narcotráfico que en relación con otros países está llevando Bolivia de manera positiva”, señaló en conferencia de prensa el canciller boliviano David Choquehuanca.

Además dijo que “suspender el ATPDEA es no acompañar esa responsabilidad compartida que todos los países han comprometido para luchar contra este flagelo”.

En cuanto al impacto comercial que supondría la medida, el funcionario explicó que el gobierno está gestionando la apertura de otros mercados y medidas internas para no perjudicar a los exportadores.

La propuesta de enmienda a la ley del ATPDEA formulada por Bush debe aún ser revisada por el Congreso estadounidense, que es la instancia que en definitiva resuelve sobre esta norma comercial.

“El demostrable fracaso de Bolivia para cooperar en los esfuerzos antinarcóticos durante los pasados 12 meses indica que Bolivia no está cumpliendo con importantes criterios para beneficiarse de la ATPDEA”, explicó en otro comunicado la representante estadounidense de Comercio Exterior, Susan Schwab.

Choquehuanca dijo, sin embargo, que comparando los datos de un informe de la ONU de 2007, Bolivia ha sido el país, entre todos los andinos, de mejor desempeño en la lucha contra el narcotráfico y en las tareas de interdicción.

“Es totalmente injusto que el presidente Bush argumente que Bolivia ha tenido mal desempeño”, matizó y dejó entrever que la medida sería una represalia a la reciente expulsión del embajador estadounidense Philip Golderbg.

El anuncio de la Casa Blanca se produce en un contexto de fuertes tensiones entre Washington y La Paz, en medio de la peor crisis política interna que haya enfrentado el gobierno de Evo Morales desde su llegada al poder en 2006 y que tuvo al país al borde de una guerra civil.

El pasado 14 de setiembre, y luego de meses de deterioro en la relación con la Embajada estadounidense en La Paz, Bolivia expulsó al embajador norteamericano Philip Goldberg.

El gobierno del país andino acusó al diplomático de conspirar y alentar aspiraciones separatistas de la oposición boliviana, enfrentada al gobierno por un proyecto oficialista de Constitución e iniciativas de autonomías regionales que el Ejecutivo no ve con buenos ojos.

En reciprocidad a la decisión boliviana, Estados Unidos expulsó al embajador boliviano en Washington, Gustavo Guzmán.

El actual régimen de preferencias arancelarias andinas caduca el próximo 31 de diciembre.

You must be logged in to post a comment Login