Presentan en Bellas Artes “Cuando los astros se alinean”

* El poemario convocó a más de 300 personas; decenas se quedan fuera

México, 28 Sep (Notimex).- “Cuando los astros se alinean” todo
puede esperarse, incluso que la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de
Bellas Artes se llene, provocando la molestia de unas 40 personas que
se quedaron sin poder acompañar hoy al poeta Jorge de la Parra.

Familiares, amigos y público en general que llegó tarde a la
presentación de ese poemario, tuvieron que resignarse pues el sobre
cupo de la sala impidió que entraran a escuchar las disertaciones de
Néstor De Buen Lozano, David Rincón Pérez, Eugenio Martínez Chávez y
del propio autor, quien intentó sin éxito interceder por el público.

“No se puede entrar, tenemos mucha gente dentro y no es posible
que se queden en los accesos”, les explicó personal de la
Coordinación de Literatura del INBAL tanto a los inconformes como al
poeta que, sin más tuvo que regresar a la sala.

Allí, en medio de elogios y definiciones sobre poesía, belleza y
amor, transcurrió la presentación del texto “Cuando los astros se
alinean”, editado por el Consejo Nacional para la Culturas y las
Artes (Conaculta).

De acuerdo con Eugenio Martínez Chávez, quien hizo el prólogo de
la publicación, “en éste, su primer poemario, nos presenta una
escritura intensa, profunda, dolorosa. Y es que, para el autor,
poesía es sinónimo de sentir: palpar, oler y gustar”.

Los textos de Jorge de la Parra del Valle, afirmó, exploran
conscientemente territorios de dolor y locura, hasta desmenuzarlos en
sus componentes elementales más profundos.

La suya es una poesía que intenta comprender la condición del
hombre, a través de los sentimientos de amor y dolor: la tristeza es
el complejo emocional que se apropia más porción del hombre y sus
hechos”, señaló Martínez Chávez.

Los poetas, recordó, “son los forjadores de la identidad en
nuestra dolida, casi extinta, especie”.

Consciente de ello, agregó, Jorge de la Parra se sumerge en el
dolor de la pérdida, dándole dimensión a las heridas a través de sus
palabras, como sucede en el poema “Silenciar a las abejas”, donde se
refiere a la muerte de un ser querido.

Otra característica de la obra de de la Parra del Valle es que
el autor cree firmemente en la musicalidad de la poesía, por lo que
considera que ésta debe estar unida a la oralidad, a su expresión
viva.

Al término de la presentación, el autor hizo una lectura
escénica de algunos de sus poemas, con interludios musicales de
Paganini, Vivaldi, Bach y Haendel, mismos que fueron interpretados
por Omar Barrientos (violín) y el propio Eugenio Martínez Chávez
(piano).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login