Benedetti busca encontrarse en una biografía con la comodidad de la poesía

MONTEVIDEO (AFP) – El más prolífico escritor uruguayo Mario Benedetti, de 88 años, que acaba de editar “Testigo de uno mismo”, trabaja en un nuevo libro de poesía, el género con el que se siente “más cómodo”, dijo el propio autor a los corresponsales de la prensa extranjera en Montevideo.

Benedetti, que el 14 de setiembre cumplió 88 años, con un estado de salud deteriorado, sigue no obstante produciendo literatura.

“Mi próximo proyecto es un libro de poesía, que por ahora lleva el nombre de ‘Biografía para encontrarme’. Estoy terminando de escribirlo y revisarlo”, dijo en una entrevista por correo electrónico.

Nacido en Paso de los Toros (250 km al norte de Montevideo), este autor de decenas de libros de poemas, prosa -cuentos, novelas y ensayos- y teatro, afirma: “mi género preferido es la poesía, pues es allí donde me siento más cómodo”.

“Testigo de uno mismo”, presentado en Montevideo en los últimos días de agosto, es un libro de poemas que luce más introspectivo y alejado de su habitual compromiso social.

“La realidad siempre pesa sobre el autor, su propia realidad y la de su entorno, es por eso que, en cierta forma, se crean puentes entre autor y lector”, dijo al respecto Benedetti, quien en el último año ha sufrido quebrantos de salud que lo llevaron a prolongadas internaciones.

La profesora Silvia Lago, amiga del autor, dijo a propósito del lanzamiento de “Testigo de uno mismo” que la proximidad de la muerte está presente en los últimos libros de Benedetti.

“Benedetti siempre se ha preguntado qué lugar le cabe al hombre en el mundo y cuáles son las posibilidades que éste tiene para sobrevivir en el mismo, muchas veces opacado de esperanza, y más en este momento, en que ‘la virgen esquiva compañera’, como llamaba a la muerte Antonio Machado, de algún modo es una presencia constante en su vida, la cual ha enriquecido muchísimo sus últimos libros”, dijo Lago.

Integrante de la ‘Generación del 45’, Benedetti consideró a ese movimiento como “un conjunto de artistas con influencias diversas y con un profundo rigor crítico”, que surgió porque “en esa época había en nuestro país condiciones para la aparición de esa generación”.

Fue uno de los movimientos más creativos de la literatura uruguaya, que consideraba a Juan Carlos Onetti como maestro y que entre muchos otros integraron, además de Benedetti, Mario Arregui, Idea Vilariño, Carlos Martínez Moreno, Angel Rama, Carlos Real de Azúa y Armonía Sommers.

La ‘Generación del 45’ estaba impregada del culto al rigor, cierta autosuficiencia y el cuestionamiento a enfoques normalmente aceptados, y surgió en el marco de un incipiente proceso de deterioro económico, social y político del país, con perspectivas intelectuales diversas.

Con títulos traducidos a varios idiomas, Benedetti ha explorado la naturaleza humana, la clase media y los burócratas, sin disimular su compromiso político con la izquierda, de la que fue activo militante, por lo que debió exiliarse durante la dictadura uruguaya (1973-1985) en Argentina, Perú, Cuba y España.

Benedetti, que ha recibido numerosos premios, entre ellos el Premio Internacional Méndez Pelayo en 2005, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1999 o el Premio Iberoamericano José Martí en 2001, dice que a la hora de recomendar lectura, “siempre recomiendo los clásicos, no mi obra”.

Su novela “La Tregua” (1960) fue llevada al cine -nominada al Oscar en 1975 como Mejor Película Extranjera- mientras algunos de sus poemas han sido musicalizados por el catalán Joan Manuel Serrat o el uruguayo Daniel Viglietti.

“Escritores contemporáneos a destacar hay muchos, por ejemplo (el portugués Premio Nobel José) Saramago, (el uruguayo Eduardo) Galeano, (el colombiano Premio Nobel Gabriel) García Márquez, (el argentino Juan) Gelman, (la nicaragüense) Gioconda Belli, (el nicaragüense Ernesto) Cardenal, entre otros”, dice. “Y sé que soy injusto con algunos por culpa de mi memoria”.

You must be logged in to post a comment Login