Colaboraron militares de EU en rescate de Betancourt

Bogotá.- Un grupo de militares estadunidenses colaboró con las Fuerzas Armadas de Colombia en la Operación Jaque, que permitió el rescate de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes, reveló la revista Semana.

La más reciente edición del semanario, que comenzó a circular este domingo, entregó un avance del libro “Operación Jaque: secretos no revelados”, el cual será puesto a la venta en los próximos días y que entrega detalles de la estrategia del Ejército colombiano.

El texto, basado en investigaciones periodísticas de “diarios como The New York Times y The Washington Post”, revela que 40 miembros de las fuerzas especiales de Estados Unidos, conocidos como “rangers”, participaron en la preparación del plan.

La Operación Jaque se concretó el 2 de julio en las selvas del Guaviare, en la zona sur de Colombia, para rescatar a Betancourt, tres ciudadanos estadunidenses y 11 militares que formaban parte de un exclusivo grupo de rehenes de las FARC.

Tras el rescate, que se realizó gracias a que los rebeldes fueron engañados al creer que se trataba de una misión humanitaria, el gobierno colombiano y las fuerzas militares descartaron en varias ocasiones la participación de Estados Unidos en la operación.

Según Semana, Estados Unidos siempre estuvo dispuesto a lograr la liberación de sus ciudadanos Keith Stansell, Marc Goncalves y Thomas Howes, por lo que en varias ocasiones envió miembros de sus tropas y de inteligencia para cooperar con las fuerzas colombianas.

La fase final de la Operación Jaque, según la fuente, comenzó en diciembre pasado, cuando las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejaron en libertad a las secuestradas Clara Rojas y Consuelo González.

Los estadunidenses trazaron un plano de donde podrían estar sus ciudadanos y enviaron comandos a instalar mecanismos de alta tecnología, como grabadoras y cámaras de vídeo en plena selva, lo que permitió entregar importantes datos a los militares colombianos.

El libro aseguró que, para lograr este propósito, Estados Unidos envió cientos de soldados, médicos, mecánicos, ingenieros y especialistas en telecomunicaciones a Colombia, sobrepasando el límite permitido por la ley estadunidense que es de 500 soldados.

Detalló que una de las grabadoras fue descubierta por “Gafas”, uno de los miembros de las FARC que custodiaba a los secuestrados y que fue detenido durante la Operación Jaque.

El libro de la editorial Oveja Negra relata cómo los militares estadunidenses se infiltraron en la selva colombiana y recibieron apoyo de la población en diversas operaciones para atrapar guerrilleros, seguir a sus contactos y recolectar información.

La publicación acota que en la operación de rescate sólo participaron integrantes de las fuerzas militares colombianas, pero que la información que necesitaban para hacerlo pudo provenir de las actividades de los militares estadunidenses en Colombia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login