Cruzó el "Hombre Fusión" como un pájaro el Canal de la Mancha

Ginebra.- El antiguo piloto militar suizo Yves Rossi sobrevoló el canal de la Mancha “como un pájaro”, con unas alas equipadas de reactores montadas en su espalda y utilizando su cuerpo como fuselaje.

El aventurero suizo despegó de la ciudad francesa de Calais con dirección a la inglesa de Dover el pasado viernes en un vuelo de diez minutos y 35 kilómetros de extensión.

Rossi, quien se llama a sí mismo “El Hombre Fusión”, encendió las turbinas dentro de un avión antes de saltar de éste, a más de dos mil 500 metros de altitud sobre Calais.

“Demostré que era posible volar como un pájaro. Mi objetivo era cumplir un sueño, uno tiene la idea en la cabeza y llevarla a cabo es la cosa más gratificante del mundo”, confesó Rossi a la prensa al tocar tierra inglesa.

Antiguo piloto militar con más de mil horas de vuelo en un Mirage III y actualmente piloto de línea, Rossi fue en 2004 el primer hombre que voló con alas individuales provistas de reactores.

Una vez que alcanzó las costas inglesas, apagó el sistema de propulsión de las alas, que puede alcanzar los 200 kilómetros por hora (Km/h), para abrir un paracaídas cuando se encontraba a mil 500 metros de altitud y aterrizar en un campo cerca de un faro, en lo alto de los acantilados de Dover.

Rossi, de 48 años, tuvo que renunciar a la tentativa dos veces, el miércoles y jueves pasados, por las condiciones meteorológicas. El viernes el clima “fue perfecto, un cielo azul, soleado, sin nubes. Condiciones ideales”, dijo Rossi.

Confesó que durante el vuelo, sintió “una mezcla de éxtasis y esfuerzo por seguir concentrado, porque tenía en mente que el agua estaba muy fría ahí abajo”.

Rossi agradeció a todos los que lo ayudaron y agregó: “Soy el único que ha sobrevolado el Canal de la Mancha de este modo, pero me ayudaron tantas personas. Espero que mucha gente tenga la oportunidad de volar así”.

Actualmente Rossi es piloto de un Airbus A320 de Swiss International que vuela entre Zurich y Heathrow. Tardó al menos cinco años en desarrollar el artefacto volador.

Las alas con las que realizó la hazaña miden tres metros y sólo le permiten volar unos diez minutos por el tamaño del depósito de combustible, de unos 30 litros.

Las alas están hechas de un compuesto de carbón liviano y pesan cerca de 55 kilogramos incluyendo el combustible.

El piloto lleva un traje especial que le protege las piernas de las llamas de los reactores. El control de la dirección y la altura del vuelo lo hace con movimientos de la cabeza, del cuerpo y los brazos.

Rossi repite de este modo la hazaña del francés Louis Blériot, que en 1909 se convirtió en el primero en cruzar el canal de la Mancha en avión, en 37 minutos.

El aventurero suizo anunció su intención de “mejorar el potencial de este proyecto”. “Necesitaría unas alas más pequeñas y reactores más grandes, porque me sentía muy pesado con estas alas”, explicó.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login