Miles colmaron la calle Mount Pleasant en Fiesta DC

La calle Mount Pleasant resultó por momentos insuficiente para dar cabida a los miles de visitantes a la Fiesta DC, que según sus organizadores es la continuación del Festival Latino en su versión número 37.

Hubo música, degustación de platillos étnicos y de coloridas comparsas para todos los gustos.

Desde los indígenas guatemaltecos y sus costumbres tradicionales hasta los bolivianos, mexicanos, dominicanos, peruanos, argentinos y brasileños, quienes con sus coloridos trajes y bailes exóticos le dieron vida a la fiesta en homenaje al Mes de la Herencia Hispana.

Pero hubo una comparsa que llamó la atención del público, y fue la de El Salvador, país que por primera vez en cinco años desfila en la calle Mount Pleasant, a pesar de ser la comunidad más numerosa de la región metropolitana (500 mil según la Embajada y el Consulado de ese país en Washington).

Es la primera vez que los salvadoreños pudieron disfrutar la presencia de la Gigantona de Jocoro, las Palmas de Panchimalco, el Torito Pinto, el Cipitío y otros personajes y costumbres que solo se ven en fiestas especiales de su país.

“Esta es una muestra de la riqueza cultural de Latinoamérica concentrada en las calles de Washington. Seguiremos apoyando este tipo de participación para que resalte la cultura de nuestro país”, dijo la vicecanciller para Asuntos de Salvadoreños en el Exterior, Margarita Escobar.

Escobar se unió a la cónsul general Margarita Chávez, a Claudia Allwood, de la sección cultural del Ministerio de Relaciones Exteriores, que junto con la delegada de la Asamblea Legislativa de Maryland, Ana Sol Gutiérrez; el presidente de a Junta de Gobierno del condado de Arlington, Walter Tejada; y otras autoridades salvadoreñas desfilaron con la comparsa de su país.

En las postrimerías de la fiesta hizo su aparición el alcalde de Washington, Adrian Fenty, quien destacó el éxito del evento y deseó le mejor a todos los participantes.

En el festival no hubo venta de bebidas alcohólicas, lo que colaboró para el buen desarrollo del evento, y la policía tuvo poco accionar; de no ser por un pequeño conato de violencia entre grupos juveniles, que no prosperó debido a la rápida intervención de las autoridades.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login