.Pierre Corneille, gran autor de la literatura clásica francesa.

México, 30 Sep (Notimex).- Autor de “El Cid”, obra de teatro
estrenada en 1636, una de las más conocidas dentro de la cultura
clásica francesa y responsable, en gran parte, de la leyenda
caballeresca española en Francia, Pierre Corneille, falleció el 1 de
octubre de 1684.

Corneille, quien plasmó en sus obras la grandeza moral de las
pasiones humanas, nació el 6 de junio de 1606 en Ruán, territorio
conocido en la actualidad como Normandía, en el seno de una familia
humilde. Su padre, abogado de profesión, influyó en él para que más
adelante se inclinara por el estudio de las leyes.

Ingresó en el colegio de los jesuitas de Ruán, donde pronto
llamaron la atención sus composiciones en versos latinos y algunos
poemas. En 1624 se graduó en Derecho, y tiempo después desempeñó
cargos públicos de poca importancia en Rúan.

Su carrera como dramaturgo inició con su obra “Melita”, comedia
de amor inspirada en una frustrada pasión juvenil. La estrenó en
París, en 1629, bajo la dirección de la compañía de Mondory y Le
Noir.

Al mismo tiempo que Corneille empezaba a ejercer como abogado,
sus comedias obtenían éxito. En 1630 se estrena “Clitandre” y cinco
años después el turno de “Medea”, adaptación de las obras clásicas
griegas y latinas. También, en ese mismo año, participó junto con
otros autores en la elaboración de la comedia de “Las Tullerías”.

En 1637 estrenó con éxito la tragedia “El Cid”, basada en la
obra “Las mocedades del Cid”, pieza del dramaturgo español Guillén de
Castro, sobre el legendario héroe castellano medieval, sin embargo,
los críticos la condenaron duramente porque no se ajustaba a las
reglas clásicas que exigían unidad de tiempo, lugar y acción.

Tras la polémica que levantó “El Cid”, escribió sus mejores
tragedias, dentro de las que destacaron “Horacio” 1640, “Cinna” 1641
y “Poliouto” 1642, todas ellas situadas en la antigua Roma.

En estas cuatro obras, el dramaturgo sentó el modelo de la
tragedia francesa y demostró el absoluto dominio que tenía sobre
éste.

Contrajo matrimonio en 1641 con Marie de Lampériere y dos años
después escribió su comedia “El mentiroso”, algunos años después
Corneille y su familia se trasladaron a París, donde recibió una
pensión del gobierno, por ser considerado buen dramaturgo, y en 1647
fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Sigue
Pierre Corneille. dos. Francesa.

Sus siguientes obras, “Don Sancho de Aragón” 1649, “Andrómeda”
(1650) y Nicómedes 1651, fueron bien recibidas por el público, sin
embargo “Pertharite” 1651 significó un fracaso total.

Tras esta caída, el escritor se hundió en una profunda crisis
moral que fue agravada por la mala racha económica por la que
atravesaba su familia. Dicha situación provocó que Corneille dejara
de escribir para teatro durante más de siete años.

Más adelante, animado por el gobierno, retomó la escritura
teatral. Se inclinó por la de tragedias complejas. Su carrera
literaria se prolongó 15 años más, pero ya no volvió a conocer los
éxitos de etapas anteriores.

En 1662 Corneille decidió instalarse en París con su familia y
al año siguiente recibió una pensión anual por figurar, junto con
Moliére, dramaturgo y actor francés, y otros autores, en la lista de
las gratificaciones reales.

Durante esta época compuso unos poemas panegíricos de Luis XIV y
tradujo obras piadosas, tiempo después se retiró definitivamente de
la literatura. La muerte le llegó el 1 de octubre de 1684, en la
ciudad de París.

A partir de 1677 sus tragedias fueron recuperadas y llevadas de
nuevo al escenario, sus obras son recordadas como tragedias clásicas
francesas, en las cuales creó pasiones extremadamente violentas,
gracias al vigor inigualable de su estilo.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login