Respaldan Obama y McCain rescate financiero, pese a rechazo en Cámara baja

Los candidatos presidenciales, el republicano John McCain y el demócrata Barack Obama, defendieron en actos de su campaña electoral el paquete de rescate financiero, luego que ayer fue rechazado en la Cámara de Representantes.

Ambos candidatos sostuvieron por separado una conversación telefónica con el presidente George W. Bush con el fin buscar una solución bipartidista a la crisis financiera.

En un evento de campaña en Iowa, McCain dijo que “la inacción no es una opción” y comentó que en su conversación con el presidente George W. Bush la mañana del martes le pidió que aplique dos medidas ante la falta de acción en el Congreso.

Manifestó que el Departamento del Tesoro ya ha usado su Fondo para la Estabilización del Cambio Bursátil para garantizar cuentas del mercado monetario.

“Lo aliento a que use este fondo de la forma más creativa posible para proteger cuentas en todo nuestro sistema financiero a fin de mantener la confianza de los ahorristas e inversionistas”, indicó.

En segundo lugar, el candidato republicano se refirió al reciente proyecto de ley de vivienda que otorgó al gobierno la facultad de comprar hipotecas por casi un billón de dólares.

“El sector vivienda y los préstamos hipotecarios son la causa de esta crisis. Pido al Departamento del Tesoro que tome medidas para apuntalar los valores hipotecarios”, señaló.

“El poder ejecutivo puede tomar estas medidas con una simple rúbrica para ayudar a aliviar la crisis que afecta a nuestra economía”, recalcó.

McCain pidió asimismo expandir de 100 mil a 250 mil dólares el límite de la Corporación de Seguro Federal para Depósitos (FDIC) para que las familias no tengan que preocuparse por su dinero en los bancos.

McCain pidió “a todos en Washington para que se unan de forma que ambos partidos colaboren para abordar esta crisis”.

Por su parte, Barack Obama, en un acto de campaña en Nevada, dijo que el lunes “se perdieron más de un billón de dólares” tras el cierre de los mercados que incluyó no sólo la pérdida de la riqueza de altos ejecutivos sino también de cuentas de jubilación e inversiones de los estadunidenses.

“Si no actuamos, le resultará más difícil obtener una hipoteca para su casa o los préstamos que necesita para comprar un auto o enviar a sus hijos a la universidad”, manifestó.

Obama calificó como “una indignación” el caos en que se encuentra la economía debido a la “avaricia e irresponsabilidad que han dominado en Washington y en Wall Street por años”.

Señaló que aunque muchos en Washington y Wall Street merecen esa culpa, “todos tenemos la responsabilidad de resolver esta crisis” porque afecta el bienestar financiero de todo el país.

Reiteró su apoyo a mayor supervisión, ayuda a propietarios que enfrentan embargos hipotecarios, evitar compensaciones a ejecutivos irresponsables y tratar a los estadunidenses como inversionistas.

Manifestó que el plan de rescate financiero permitirá que el gobierno compre temporalmente los bienes problemáticos de las instituciones financieras para que a su vez comiencen nuevamente a hacer préstamos.

Esa medida permitirá que el gobierno luego venda esos bienes una vez que los mercados se hayan estabilizado y la economía se haya recuperado, explicó.

“Si se administra correctamente, esperamos obtener la mayor parte o todo nuestro dinero de regreso, o incluso tener una ganancia en la inversión del gobierno” para los contribuyentes, recalcó.

Al igual que McCain, Obama apoyó también un incremento al límite de la FDIC de 100 mil dólares a 250 mil dólares a la garantía del gobierno federal a los depósitos bancarios.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login