Brasil-2014: ratifican a Maracaná como sede y Sao Paulo reclama apertura

RIO DE JANEIRO (AFP) – El mítico Maracaná fue presentado como el principal estadio de la candidatura de Rio de Janeiro como una de las sedes del Mundial-2014 de fútbol que organizará Brasil, mientras Sao Paulo ha reclamado que la apertura del torneo sea realizada en esa ciudad.

Los representantes de Rio de Janeiro presentaron este martes ante el comité organizador local y autoridades de la FIFA al Maracaná como la cara de su candidatura y alegaron que puede ser refaccionado de forma moderna.

La presentación fue realizada durante un seminario que comenzó el sábado en Rio de Janeiro y que evalúa las propuestas de las diferentes ciudades brasileñas interesadas en ser parte del Mundial-2014.

El estadio Mario Filho (Maracaná) fue propuesta por dirigentes cariocas para recibir la final del torneo, mientras el estadio Joao Havelange (o “Engenhao”), construido para los Juegos Panamericanos de Rio-2007, fue dejado de lado.

“El Maracaná es el segundo punto turístico más visitado de Rio de Janeiro y tiene magnitud internacional (…) Es un templo único que tiene imagen importante en todo el mundo”, dijo la secretaria regional de Deportes, Ocio y Turismo, Marcia Lins.

Lins adelantó que el escenario será remodelado tomando el ejemplo del londinense Wembley: “como el estadio es considerado patrimonio histórico, tenemos una limitación sobre su fachada; pero en lo restante, tendrá todos los requisitos de calidad e infraestructura para recibir al Mundial”, explicó.

Por su parte, los representantes de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, reiteraron su intención de albergar el parido inaugural del Mundial.

El secretario municipal de Deportes de Sao Paulo, Walter Feldman, dijo que “si bien aún tenemos que adecuar el (estadio del club Sao Paulo) Morumbí a algunas exigencias de la FIFA, no se puede imaginar que Sao Paulo se quede sin la ceremonia de apertura”.

Feldman explicó que, a causa del Mundial, se acelerarán las inversiones previstas de modernización del Morumbí a cargo de socios privados de Sao Paulo, sin dinero público.

El costo de las obras, para aumpliar su capacidad de 62.000 a 69.000 espectadores, se estima en unos 300 millones de reales (USD 158 millones al cambio).

“Haremos una reforma razonable, no una destrucción seguida de construcción como vimos por ejemplo en Portugal o en Holanda”, subrayó.

En 2007, antes de la adjudicación del Mundial a Brasil, una comisión de la FIFA realizó una gira para estudiar los proyectos de 18 ciudades candidatas, e inspeccionó ‘in situ’ cinco de ellas, incluidas Rio y Sao Paulo.

Las estimaciones iniciales indicaban que este Mundial, el segundo organizado por Brasil luego del d 1950, costaría como mínimo 6.000 millones de dólares.

You must be logged in to post a comment Login