Comida congelada para saborear al instante

BOGOTA, CO. (ConCienciaNews) – ¿Sin ganas de cocinar? El mercado ofrece miles de posibilidades que facilitan este tipo de labor. Pizza congelada, enlatados, sopas y pastas precocidas, son algunos de los alimentos que con tan solo sacarlos de la nevera y llevarlos al microondas se consigue un delicioso plato. Pero, ¿qué tan saludables resultan ser?

En los últimos años el auge de la comida preparada o como comúnmente se le conoce “ready to eat”, acapara el mercado ofreciendo nuevos productos que facilitan la vida de las personas.

Purificación García, profesora del Departamento de Alimentos de la Universidad de Politécnica de Valencia en España dijo que “este tipo de alimentos tienen un gran éxito, esto se debe a que cada vez hay más trabajo y menos tiempo para cocinar”.

También el hecho de que la mujer haya logrado incorporarse al mundo laboral, supone más ingresos y un mayor poder adquisitivo, por lo tanto es posible acceder a un mayor tipo de productos disponibles en el mercado, cómodos y fáciles de preparar.

“Estos productos nos permiten trabajar, tener una familia, y además tener tiempo disponible”, dijo García.

Además de buscar practicidad y rapidez al momento de consumir este tipo de alimentos, los consumidores buscan higiene y salubridad.

“Resulta importante aclarar que los alimentos congelados no hacen daño siempre y cuando se asegure que son totalmente inofensivos y están debidamente registrados”, dijo la doctora Gabriela Barriga del Departamento de Nutrición de la Universidad Javeriana. “Las empresas que se encargan de hacer este tipo de procesos alimenticios están cumpliendo con todas las normas”.

Existen cuatro métodos utilizados por los consumidores de los platos preparados refrigerados. El primero, Cook & Chill, consiste en cocinar los alimentos, para luego almacenarlos por un periodo de cinco a siete días.

El siguiente es la “cocción al vacío”, la cual permite conservarlos hasta por 21 días, pues al mejorar las condiciones higiénicas y eliminar la oxidación de los alimentos, aumenta la calidad gastronómica y nutritiva del producto.

Tercero, se encuentra Cook & Freeze, que permite conservar los platos durante meses, cocinándolos y congelándolos inmediatamente. Por último está el desarrollo de la regeneración, el cual, como lo aseguró García, “es el punto crítico en la obtención de una calidad final satisfactoria para el consumidor”.

Este último proceso se hace a través de técnicas como el “baño maría”, el horno microondas, el horno a vapor y el horno convencional. Indudablemente, el microondas es el más utilizado, y por lo tanto García sugiere que “se debe hacer un esfuerzo en la investigación, desarrollo e innovación para la regeneración de estos platos preparados”.

Cuando alguno de estos procedimientos falla y no se conserva la cadena de frío, es posible que pueda afectar la salud.

“Se pueden presentar algunos efectos secundarios como infección intestinal, apareciendo síntomas como fiebre, dolor abdominal nauseas y vómito. En cuanto al valor nutricional, éste no se perderá, si este tipo de alimento se maneja con las mejores técnicas de inocuidad y cocción”, añadió Barriga.

Para mayor información visite: http://revista.consumer.es/web/es/20041001/alimentacion/

INFOBOX:

García clasifica los alimentos de acuerdo con su contexto social, tecnológico y gastronómico:

– Alimentos preparados, esterilizados y deshidratados: comúnmente los conocemos como enlatados y sopas deshidratadas. Este grupo inicial se insertó en el mercado hace varias décadas y ha tenido un número constante de consumidores.

– Alimentos preparados congelados: se pueden relacionar con las pizzas, snacks y croquetas congeladas, como también platos extranjeros.

– Platos preparados refrigerados: son llamados platos de V gama (productos o platos preparados) empacados al vacío.

Fuente: Maloka Virtual

You must be logged in to post a comment Login