Desaparición es nueva arma del crimen contra periodistas mexicanos

El crimen organizado en México está recurriendo a la desaparición de reporteros como nueva forma de intimidación para silenciar a la prensa, denunció el martes el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

En un nuevo reporte dado a conocer este martes, el CPJ dijo que desde 2005 siete periodistas mexicanos han desaparecido, una cifra que calificó como “sin precedentes en el mundo” durante los 27 años de historia de documentación del organismo.

“México ya es considerado uno de los países más peligrosos para los periodistas en el mundo, con 21 reporteros caídos desde el año 2000 y al menos siete de ellos en represalia directa por su trabajo”, apuntó la agrupación.

Para el CPJ, el aumento en el número de desapariciones sugiere un cambio importante en los peligros que enfrenta la prensa mexicana.

El CPJ examina en su informe la posible participación de policías y funcionarios públicos locales en esta sucesión de desapariciones.

Refiere los casos de por lo menos cinco reporteros desaparecidos que habían venido investigando vínculos entre funcionarios de gobiernos locales y el crimen organizado antes de desvanecerse.

Citó el caso de Alfredo Jiménez Mota, reportero del periódico El Imparcial de Hermosillo, Sonora (norte), quien expuso las operaciones de grupos criminales y señalo a funcionarios públicos de estar coludidos con estas bandas.

Para el comité la situación preocupa más por el hecho de que los siete casos de periodistas desaparecidos continua sin resolverse.

Aun más, refiere que debido a los casos de personas desaparecidas caen en el ámbito de delitos del fueron común, sólo una de las desapariciones está siendo investigada por las autoridades federales en la Ciudad de México.

La CPJ apuntó que como consecuencia de las desapariciones existe ahora una mayor auto-censura entre los reporteros mexicanos que cubren la fuente policíaca.

Recordó el caso de un reportero que confesó que alguna vez disfrutaba cubrir la fuente de justicia, porque lo ponía “en medio de la acción”.

“Ahora, en cambio, señaló que se mantiene a distancia y observa cómo la prensa evita informar sobre el crimen organizado en (el suroriental estado de) Tabasco”, dijo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login