Con cautela revisan paquete de rescate financiero estadunidense

Los medios financieros y políticos de casi todo el mundo revisan este fin de semana el rescate financiero aprobado la víspera, recibido con escepticismo en los mercados pese a incluir 150 mil millones de dólares adicionales.

La segunda versión del paquete de rescate estadunidense fue aprobado por la Cámara de Representantes por 263 votos a favor y 171 en contra, en un texto que incluyó bajas de impuestos y más garantías para depósitos bancarios y de ahorro.

Sin embargo, sus cifras –700 mil millones originales más 150 mil millones de bajas y garantías negociadas para lograr los votos aprobatorios- no parecieron animar a los mercados, que de nueva cuenta tuvieron sesiones a la baja.

En Nueva York, el índice Dow Jones cayó 1.50 por ciento, seguido por los principales indicadores de América Latina (Toronto, México, Buenos Aires, Sao Paolo, Santiago, Lima y Bogota), y sólo con el modesto avance de 0.24 por ciento del IGBC de Caracas.

En total 172 demócratas y 91 republicanos votaron a favor, mientras que 63 demócratas y 108 republicanos votaron en contra. El escepticismo pareció ser compartido por el aspirante presidencial demócrata Barack Obama, quien tras el voto legislativo positivo –y la promulgación presidencial fast track- se declaró alerta para que se eviten embargos hipotecarios.

El gobierno tiene la autoridad de “trabajar con la modificación de hipotecas para impedir los embargos hipotecarios”, dijo Obama a reporteros luego de la promulgación de la ley este mismo viernes por el presidente George W. Bush. Antes, había señalado que “este no es un momento de celebración, sino un día serio en el que encontramos que las tres cuartas partes de un millón de empleos se perdieron apenas este año”.

En un tono similar su rival republicano John McCain había destacado las protecciones a los contribuyentes de la nueva versión de la iniciativa, pero también admitió que “esta legislación de rescate no es perfecta”. Y más aún, advirtió que “la acción tomada por el Congreso es un torniquete, no una solución permanente. Nuestra economía todavía está sufriendo y se necesita más acción y no debe de ocurrir una crisis para que el Legislativo actúe”.

La visión latinoamericana del tema fue dada desde Miami por el vicepresidente argentino Julio Cobos, quien mantuvo cautela al señalar que hay que esperar a ver si el rescate financiero pone fin a la actual crisis financiera en este país. Y advirtió “de todas maneras la crisis que tenemos creo que va a llegar a todos los países y nos va a afectar a todos”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login