El Papa abre sínodo de obispos con alarmismo sobre declive del cristianismo

ROMA (AFP) – El papa Benedicto XVI inauguró el domingo el segundo sínodo de obispos de su pontificado, dedicado a “la palabra de Dios”, con un discurso alarmista sobre la pérdida de influencia del cristianismo en Europa y el “castigo” de Dios a los pueblos rebeldes a su mensaje.

El jefe de la iglesia católica -de 81 años y habitualmente severo con las sociedades secularizadas- endureció su tono en la misa celebrada con los 253 obispos y cardinales que participan en el sínodo hasta el 26 de octubre en representación de 1.100 millones de católicos.

En la basílica romana de San Pablo Extramuros, el Papa alemán deploró que “naciones, un tiempo ricas en fe y vocaciones, pierdan ahora su propia identidad bajo la influencia nociva y destructiva de una cierta cultura moderna”.

Benedicto XVI visitó del 12 al 15 de septiembre Francia, bastión del laicismo con una práctica religiosa en fuerte descenso.

“La muerte de Dios” proclamada por las sociedades secularizadas conduce “a la arbitrariedad del poder, a los intereses egoístas, la injusticia, la explotación y la violencia bajo todas sus formas”, deploró el Pontífice.

Benedicto XVI dirigió una advertencia a los “cristianos incoherentes”, tentados por la “rebelión”, señalando que Dios “ha debido recurrir a menudo al castigo”.

El Papa, sin embargo, moderó sus palabras al señalar que, “si en ciertas regiones la fe se debilitó hasta apagarse, siempre habrá otros pueblos dispuestos a acogerla”. Y añadió su “certeza de que el mal y la muerte nunca tienen la última palabra y que es Jesús quien gana al final, siempre”.

Los sínodos son asambleas consultivas encargadas de asesorar al Papa en tamas de la vida y la misión de la Iglesia católica que reivindica a más de mil millones de fieles en el mundo.

En el actual participan un total de 326 personas, entre 253 cardenales, arzobispos y obispos, así como miembros del clero masculino. Está dominado por Europa, con 90 obispos, y ambas Américas, con 62, seguidos por 51 prelados africanos, 41 asiáticos y 9 de Oceanía. Veinticinco mujeres laicas o religiosas también participan como expertas o asistentes.

La XII asamblea general ordinaria del sínodo de obispos fue convocada oficialmente para debatir sobre “La palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia”, por lo que la interpretación de la Biblia, el libro sagrado de cristianos y judíos, será el tema preponderante.

El documento preparatorio evoca los problemas del fundamentalismo cristiano, de las relaciones entre religión y ciencia y del diálogo con el judaísmo, así como el aumento del desapego ante la religión.

Por primera vez un representante del judaísmo, el gran rabino de Haifa (Israel), Shear Yashyv Cohen, tomará la palabra el lunes ante el sínodo para exponer el punto de vista judío sobre los textos bíblicos.

Durante las tres semanas de asamblea, dos celebraciones solemnes han sido programadas: una misa el 9 de octubre por el 50 aniversario de la muerte del papa Pío XII y la canonización, el 12 de octubre, en San Pedro, de cuatro beatos, entre ellas la ecuatoriana Narcisa de Jesús Martillo Morán.

Con motivo del sínodo, la televisión pública italiana, RAI, pondrá en marcha a partir de las 17H00 GMT del domingo una iniciativa inédita: la lectura integral de la Biblia por religiosos, artistas y políticos.

El Papa realizará la primera lectura del domingo, que corresponderá a las primeras páginas del Génesis. Entre las personalidades que participarán están tres ex presidentes de la República, varios ministros y el director de cine Roberto Benigni.

You must be logged in to post a comment Login