Esperan consumidores que paquete resuelva crisis

Washington, 6 Oct (Notimex).- Consumidores estadunidenses como
Fernando López Cruz y comerciantes pequeños como Alfonso Tamayo
esperan un alivio a corto plazo del agobio económico tras la
aprobación del rescate financiero por 700 mil millones de dólares.

Fernando López Cruz, residente en la localidad de Herndon, en
Virginia, compró su casa en 334 mil dólares en 2007 y tras el
estallido de la crisis ha visto como el valor de su patrimonio ha
perdido ya 100 mil dólares.

Además, enfrenta el embargo hipotecario porque no puede pagar
las mensualidades que se han elevado conforma avanza la crisis.

“Quisiera de verdad ver las cosas de manera positiva”, dijo
López al expresar su esperanza de que haya una salida para salir de
sus deudas sin tener que pagar las pérdidas por los próximos años.

A su vez, Alfonso Tamayo, propietario del restaurante “Ceviche
House” en Gaithersburg, Maryland, asume “como empresario” que el plan
de rescate no le beneficiará en forma directa, “porque el monto está
destinado a evitar que se hundan las entidades financieras o
bancarias”.

Pero también “como empresario” ve distintas las cosas. “A medida
que esas entidades puedan salvarse, también se generará la confianza
de la gente y el consumidor, habrá más préstamos”.

“Esa era la única esperanza, aunque es una ayuda a los banqueros
más ricos”, anotó.

Señaló que los pequeños negocios están siendo afectados por el
incremento de los precios que ha llevado a la disminución de su
clientela.

Tamayo manifestó que está paliando las adversidades económicas
ofreciendo ahora menús a precios descontados a la hora del almuerzo.

Pero los especialistas señalan que el paquete era necesario para
tratar de detener el deterioro y calmar los mercados.

El presidente de la Coalición de Organizaciones Unidas de
Virginia (VACOLAO), Andrés Tovar, explicó que “la nueva ley era
necesaria porque de lo contrario no se podría haber obtenido ningún
tipo de préstamo para comprar un auto o refinanciar una hipoteca”.

“El país tomó unos pasos bien firmes para aliviar la crisis
financiera, el Congreso mejoró lo que presentó inicialmente el
presidente (George W.) Bush” para proteger a los contribuyentes y a
los propietarios de casa, dijo a Notimex el activista.

Agregó que los bancos tendrán ahora fondos disponibles para
mover el mercado y señaló que le toca ahora a los estadunidenses ante
los comicios del 4 de noviembre próximo analizar los planes de los
candidatos a la Presidencia para mejorar la economía.

La universitaria Adriana Gallegos, residente en Washington,
tiene una visión distinta y se manifesta en contra del rescate porque
la mala administración de los préstamos hipotecarios por parte de
Wall Street fue culpa de sus ejecutivos y no de los contribuyentes.

“Cuando te caes, ¿quién te ayuda? Si haces algo mal o te echan
del trabajo, ¿quién va a responder?”, sostuvo Gallegos al señalar que
los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain se vieron
obligados a apoyar el plan debido al temor de un mayor deterioro de
la economía, que sin embargo consideró como una “exageración”.

Por su parte, Janet Lugo, directora de la organización sin fines
de lucro Adams Morgan Mainstreet, en Washington, dijo que el rescate
era necesario, porque “el problema nos podría haber afectado de una
manera u otra”.

“Más tarde hubiera sido peor y la situación hubiera sido
inevitable”, dijo aunque manifestó que tiene inversiones en fondos
mutuales que han perdido su valor por la caída de Wall Street y sólo
espera que este ciclo se pueda superar y pueda recobrar sus
inversiones.

“Los contribuyentes estamos pagando por los errores que han
cometido los ricos en Wall Street y por la falta de regulación en el
gobierno”, señaló Lugo al recordar que todo comenzó cuando los
consumidores comenzaron a comprar casas a precios inflados, con
intereses ajustables y sin verificación de

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login