Activistas de Washington ya se preparan para una protesta el 21 de enero

Una manifestación frente al Capitolio un día después que asuma el cargo el nuevo presidente de Estados Unidos, sin importar que partido gane, anunció el activista Esteban Garcés, de la Coalición Inmigrante de la Capital Nacional.

“No importa quién gane la presidencia, queremos una reforma integral y vamos a demandar el fin de las redadas el 21 de enero que es el primer día del nuevo presidente en la Casa Blanca”, dijo Garcés durante el evento “Un canto por la paz” que tuvo lugar en los alrededores de la escuela secundaria Coolidge H.S., al noroeste de Washington.

Para el boliviano Zenón Ortiz las acciones que realizan las autoridades de Inmigración y Aduanas (ICE) “contribuyen a la desintegración de la familia”.

Edgar, de 25 años, sobrino de Ortíz y quien hace algunos meses trabajaba en la construcción de las nuevas instalaciones del Aeropuerto Internacional de Dulles fue detenido junto con otros 41 trabajadores durante una redada a tempranas horas del 14 de agosto de este año.

“La corte determinó que mi sobrino tiene que irse el 26 de diiembre, pero vamos a ver si con la ayuda de abogados apelamos esa decisión”, sentenció Ortiz.

Según Jos Williams, dirigente de la central sindical AFL-CIO, para la mayoría de empleadores y funcionarios del gobierno la inmigración en este país “trabaja por conveniencia”.

“Cuando un ser humano es invisible, todo está bien. Pero cuando estos inmigrantes empiezan a reclamar sus derechos, entonces ya es un problema; así trabaja el sistema en este país”, apuntó Williams, quien recordó que los afroamericanos como él, son a los únicos que los hicieron migrar a la fuerza.

“Para los latinos la inmigración se convirtió en un problema cuando César Chávez los organizó y comenzaron a luchar por sus derechos. Fue entonces que los estaounidenses vieron que había un problema y que tenían que deportalos”, puntualizó.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login