Descifran cómo los bebés observan y aprenden

SEATTLE, WA. (ConCienciaNews) – Investigaciones recientes realizadas por sicólogos de la Universidad de Washington mostraron que los bebés de entre 12 y 18 meses no sólo observan lo que sucede a su alrededor, sino que también utilizan sus experiencias visuales para juzgar lo que otros pueden o no pueden ver.

“Uno de los rompecabezas más interesantes en el desarrollo de un niño es cómo ellos llegan a entender las emociones de otras personas a través de emociones internas”, dijo Andrew Meltzoff, co-director del Instituto de Aprendizaje y Ciencias Cerebrales de esta entidad y líder del estudio.

En la investigación, Meltzoff y Rechele Brooks, coautora del estudio que apareció en la edición de septiembre del Journal of Developmental Psychology, utilizaron el seguimiento de mirada, cuando alguien observa el mismo lugar donde otra persona acabó de mirar.

Los sicólogos dijeron que detectar la dirección de la mirada de otra persona es un componente importante de las interacciones sociales humanas. También refuerza el vocabulario temprano de un bebé y el entendimiento emocional.

“Uno puede aprender mucho observando a otras personas”, dijo Brooke. “Seguir la mirada también provee una manera social de aprender sobre el mundo y que lo que interesa a otras personas también importa”.

Los investigadores hicieron dos experimentos con bandas de tela oscura para cubrir los ojos: unas ordinarias y otras “con truco”. En uno de los juegos, 72 bebés de 18 meses (mitad varones y mitad niñas) fueron divididos en dos grupos. Uno de ellos jugó con la banda regular y el otro con la trucada, hecha con un material especial que permitía ver los juguetes que les colocaban en frente. Solo este último grupo siguió la mirada de la investigadora cuando ésta se colocó la banda negra en los ojos y se volteó para mirar un juguete.

“Si pueden ver a través de una banda ciega, los niños asumen que otros lo pueden hacer también,” dijo Brooks. “Parece que los bebés procesan información y la aplican en otras personas”.

Durante los juegos, los niños aprendieron que las bandas negras bloquean su propia percepción e inmediatamente generalizaron su experiencia en los otros bebés, una forma bastante prematura de asumir papeles. “Esto ilustra que los bebés tratan a los otros como a ellos mismos”, concluyó Meltzoff.

You must be logged in to post a comment Login