En la búsqueda de energía renovable

GAINESVILLE, FL. (ConCienciaNews) – La rapidez con la que se están agotando los recursos naturales para la producción de energía y los altos costos que los consumidores deben pagar para tener acceso a la misma, ha conllevado a científicos hispanos a dedicar sus investigaciones exclusivamente al desarrollo de energía renovable.

Es el caso de Ismael Nieves, investigador de la Universidad de la Florida y quien actualmente se encuentra trabajando en el desarrollo de microbios capaces de producir diferentes combustibles o químicos, con el fin de obtener energía renovable.

Según Nieves, el biocombustible más común en la actualidad es el etanol, aunque el biodiesel está ganando popularidad. También existen cada vez más investigaciones para desarrollar otros biocombustibles, como el butanol o propanol.

“Estos biocombustibles serán producidos usando madera, desperdicios agrícolas de plantas o cosechas desarrolladas de manera especial”, dijo Nieves. “De esta manera, no estaremos poniendo más CO2 (dióxido de carbono) en la atmósfera, que es una de las causas principales para el calentamiento global”.

La energía renovable se refiere a la energía creada a través de medios que no se agotan, como por ejemplo la energía solar. Los combustibles a base de petróleo, por otro lado, no son considerados renovables porque toman millones de años en formarse y los humanos lo están usando a un ritmo demasiado rápido. Además, no pueden reemplazarse.

“Debido a que el petróleo fue muy barato por mucho tiempo, no había necesidad de desarrollar tecnología biocombustible ni tampoco fondos reservados para la investigación científica para explorar este tipo de tecnología”, dijo Nieves.

Con el súbito incremento en el precio de la gasolina y el daño que implica para el medioambiente la falta de una fuente de energía renovable, la sociedad creó la necesidad de desarrollar fuentes alternativas de energía.

Sin embargo, Nieves dijo que la razón por la cual no se están implementando estas tecnologías es la falta de una infraestructura capaz de ponerlas al alcance de los consumidores.

“Mientras que la demanda por este tipo de productos aumenta, se crearán más biorefinerías y también aumentarán las capacidades de transportación y almacenaje”, dijo Nieves. Además dijo que algunos de estos procesos necesitan mejorarse para reducir los costos de operación.

“Si no hay una ganancia, nadie lo hará”, dijo Nieves.

Nieves forma parte de la campaña educativa del Departamento de Energía, DOE, para informar a la comunidad latina sobre las investigaciones en el campo de la energía renovable y su importancia. Su interés en el estudio de las células microbianas de combustible se apoya en que éstas son capaces de producir electricidad directamente de la actividad de los microbios.

“Cualquier cosa que el microbio pueda comer se puede usar para generar electricidad”, dijo Nieves. “Esto resulta en energía adicional generada a través de un proceso que se iba a realizar de todas maneras”, concluyó.

Para más información sobre la campaña del DOE, llame a la Línea de Acceso Hispano al 1-800-473-3003.

You must be logged in to post a comment Login