Pide la Sogem revalorar la obra del dramaturgo Hugo Argüelles.

México, 7 Oct (Notimex).- Con un llamado a revalorar la obra de
Hugo Argüelles (1932-2004), la Sociedad General de Escritores de
México (Sogem), rindió un homenaje a quien fuera uno de los
dramaturgos más importantes de los últimos tiempos, por su trabajo
cargado de un inigualable humor negro y lleno de crítica social.

Tras cuatro años de la muerte del autor veracruzano, el Teatro
Wilberto Cantón de esa institución, fue el escenario en donde amigos,
colegas, estudiantes y seguidores recodaron “al maestro del humor
negro en el teatro y la cinematografía de México”.

La presidenta de la Sogem, Lorena Salazar, recordó con cariño a
su “maestro”, de quien dijo “se le extraña y mucho”.

“Fue mi maestro y de mi hija también. Sentimos mucho su
ausencia, cada vez que hay una reunión en la Sogem, se le extraña”,
precisó.

“Lo recuerdo como un maestro exigente, pero muy humano, pues
sabía dar unos consejos muy atinados respecto a las obras. No era de
esos maestros destructivos que te dicen: lo tuyo no es el teatro, al
contrario, él hacia sacarte provecho”, dijo.

Para la guionista, a cuatro años de la muerte de Argüelles, es
necesario revalorar su obra, debido a que cada vez están surgiendo
nuevas generaciones y autores.

“Ha habido nuevas corrientes de teatro, nuevos autores y se les
da importancia a las nuevas generaciones, dijo la titular de la
Sogem, al tiempo que rechazó que al obra del dramaturgo esté en el
olvido.

“No está olvidada, pero se le está dando oportunidad a otras
generaciones y autores. Lo necesario es que se volviera a ver, que se
reposicione para que sea conocido por nuevos autores”, dijo.

Por su parte, el también dramaturgo Tomás Urtusástegui dijo que
recordó a su amigo y colega como un “gran maestro, compañero de
medicina y vecino”.

“Lo conocí en 1950, y tengo miles de anécdotas de él, parte de
todo lo que aprendí se le debo a él y a Vicente Leñero. Hugo fue una
persona que se interesó mucho por el teatro, alguien que tuvo muchos
alumnos y que formó varios autores”, destacó.

No obstante lo anterior, Urtusástegui lamentó el que cada vez
Argüelles tenga poca presencia en el teatro.

“Cada vez está menos. Se está olvidando del resto de sus obras.
Ello se debe a que cada día están cobrando relevancia las nuevas
generaciones”, precisó.

Sigue

Pide la Sogem. dos. precisó

“Lo necesario es seguir nombrándolo, promover sus obras, su gran
legado. Ya comenzó a perderse hay que evitarlo, pues su legado es
grande, rico e importante”, destacó.

Posteriormente, se proyectaron dos videos sobre la vida y obra
del ganador del Premio Nacional de Teatro 1959, por “Los cuervos
están de luto”.

De igual manera, se escenificó parte de dos obras del autor: “La
esfinge de las maravillas” y “Nuestra Señora del Hueso La Calaca”.

Tras el homenaje póstumo, integrantes de la Sogem encabezados
por Urtusástegui, salieron del recinto para tomar la calle de
Plateros hasta dirigirse a la capilla de Parroquia de la Emperatriz
de América, a unos cuentos metros de esa institución en donde
depositaron en uno de los nichos pertenecientes a la Sogem, las
cenizas de Hugo Argüelles.

Ahí, Lorena Salazar dijo ser privilegio el que la familia de
Argüelles haya decidido depositar “con nosotros sus cenizas para que
esté cerca”.

Este homenaje, más que eso es un agradecimiento a Dios por
habérnoslo prestado”, agregó.

Al respecto, Urtusástegui recordó que fue el propio Hugo
Argüelles quien en su testamento dejó que se repartieran sus cenizas,
una parte a Veracruz, su estado natal y la otra que las tuviera la
Sogem.

“Cuando falleció, sus cenizas estuvieron un tiempo en
Guadalajara, pues ahí se fue su familia. Cuatro años más tarde, la
familia decidió cumplir con la voluntad de Hugo, que era entregarlas
a la Sogem”, apuntó.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login