Presenta Miklos “La hermana falsa”, última entrega de su trilogía.

México, 7 Oct (Notimex).- Con la presentación del libro “La
hermana falsa”, el escritor David Miklos (San Antonio, Texas, 1970)
culminó una trilogía que también la componen “La piel muerta” y “La
gente extraña”, mismas que forman parte de un proyecto que
originalmente se pensó como una novela por entregas.

El autor se describió como “un escritor concreto”, que quita la
paja a la manera de Alessandro Baricco y su idea del “Bonsái
narrativo”, es decir, “podando el texto”. La novela, explicó Miklos,
“aborda el tema de los orígenes y de los encuentros de gente que
produce más gente”.

“Son eventos que pese a ser parte de nuestra propia historia
muchas veces desconocemos. El libro habla de las distintas
repercusiones de la guerra, de la importancia de la mujer como cuna y
fuente de vida. Yo diría que hago una narrativa concreta, muy libre
de paja y por lo mismo recurro mucho al ritmo”, señaló.

Desde su punto de vista, esta novela parte de una idea musical,
“la partita, sin ser una partita”. Una idea musical que tiñe la
composición y lenguaje de la obra por momentos poética.

“La musicalidad de la novela se encuentra en las pausas, ritmo y
agilidad del texto, pero también en las síncopas y silencios”,
añadió.

En el texto están el origen, el desplazamiento, el exilio y la
creación de lugares, que son ninguna parte. “El mar como fuerza
creadora-destructora que nos rebasa y que sería una especie de
personaje omnisciente, omnipresente y ubicuo, y la procreación, son
materia que utilizo para construir mi narrativa”.

Se trata de una narrativa que depende, sobre todo, de lo que no
se dice más de lo que se dice”, comentó el autor.

Sobre su origen, el escritor asevera que “la escribí con mucho
trabajo encima, con una relación de pareja buena, pero compleja. No
es autobiográfica. Sólo en el sentido de que soy fruto de varios
exilios”.

Ciertas referencias al mar y a los ambientes en la novela hacen
recordar la atmósfera de “El Astillero”, de Juan Carlos Onetti,
refirió.

Esta novela de cierre de trilogía recuerda, al mismo tiempo, a
Claudio Magris en su libro “A ciegas”.

Sigue
Presenta Miklos. dos. “A ciegas”.

Miklos dijo que “Hay una influencia total de Magris, porque fue
en Trieste cuando descubrí qué quería y cómo quería narrar, después
de muchísimos años de escribir, después de pasar por el Danubio, de
Magris”.

El escritor, quien reside en México, agregó que “los puertos que
describo le deben mucho a Trieste; el ánimo de los personajes es
triestino, melancólico”.

Por otro lado, “todos los puertos tienen una especie de
hermandad, sobre todo los dejados de la mano de Dios como Montevideo
y una parte de Veracruz”.

Así las cosas, el puerto parecería una especie de punto de
encuentro o estación intermedia, quizá en la búsqueda de sus
personajes.

“Estos personajes desplazados están en un viaje, después de una
especie de guerra interna, aunque como no tienen muy claro a dónde
regresar, están sueltos en el mundo”, acotó.

Y precisamente, en ese estar sueltos en el mundo, se ven
afectados por una serie de causas y casualidades. “En el caso de esta
novela, los encuentros de los personajes son aparentemente azarosos,
pero el fruto de esos encuentros siempre es el mismo: gente que
genera más gente”, explicó enseguida el autor.

“La hermana falsa” aborda el tema de los orígenes que
desconocemos, de los eventos fortuitos que tendrán consecuencias
inesperadas.

“El lector encontrará dos personajes que encaran una guerra de
manera distinta y las dificultades que esto tiene en su devenir. Son
las repercusiones que la guerra tiene sobre un clan”, aseveró y
entonces surge la pregunta ¨Quién es la hermana falsa?.

“La respuesta va por la idea de que existe un vínculo no
genealógico entre los protagonistas femeninos. Se trata de un enredo
intrigante, pues hay una especie de rompecabezas de los
protagonistas. Será el lector quien descubra el origen de unos
per

You must be logged in to post a comment Login