Reconoce Iglesia católica pérdida de fieles por malas homilías

Ciudad del Vaticano.- La Iglesia católica pierde numerosos fieles que emigran a otras iglesias o sectas por las malas homilías y la carente predicación de los sacerdotes, reconoció el lunes el cardenal Marc Ouellet.

El relator de la Asamblea General del Sínodo de los Obispos, la máxima cumbre de prelados del mundo que inició este lunes en El Vaticano, reveló la existencia de una “insatisfacción” entre los feligreses por la baja calidad de los discursos sacerdotales.

Sostuvo que esta insatisfacción “explica en parte la salida de muchos católicos hacia otros grupos religiosos” porque las homilías hacen demasiado énfasis en el moralismo y no llegan a cultivar una verdadera profundidad espiritual.

La sangría de fieles de la Iglesia hacia grupos protestantes o neopentecostales es una de las emergencias que vive la Iglesia Católica en América Latina, así lo constató el Papa Benedicto XVI en su viaje a Brasil en mayo de 2007.

Esta es una de las preocupaciones compartidas por católicos en otras partes del planeta, así lo confirmó el mismo cardenal Ouellet en su presentación ante unos 253 “padres sinodales” que participan en el encuentro vaticano.

“La vida de fe y el ímpetu de los cristianos se han visto profundamente afectados por diferentes fenómenos socioculturales como la secularización, el pluralismo religioso, la globalización y la expansión de los medios de comunicación”, indicó.

Estos fenómenos, estableció, provocan “innumerables consecuencias” como el aumento de la brecha entre ricos y pobres, la difusión de las sectas esotéricas, amenazas a la paz y ataques actuales contra la vida humana y la familia.

Marc Ouellet fue el responsable de introducir con una conferencia magistral los trabajos del Sínodo, cuyos asistentes analizarán y debatirán diversos aspectos del tema “La palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia” los próximos 20 días.

El purpurado hizo además un “mea culpa” al señalar que algunas “dificultades internas” de la Iglesia contribuyen a un clima negativo entre los católicos: deficiencias de formación catequística, mala transmisión de la fe en las familias y separación entre pastores y la gente simple.

“El Sínodo debe hacer frente al gran desafío de la transmisión de la fe en la palabra de Dios en la actualidad, en un mundo pluralista, marcado por el relativismo y el esoterismo, la propia noción de revelación y tiene que ser aclarada”, apuntó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login