¿A mí cómo me beneficia ese plan?

Por Pablo Tonini.

Miami.-,Robert Feinberg, vigilante de un lujoso edificio, todavía no entiende el beneficio que obtendrá del plan de rescate por 700 mil millones de dólares y se pregunta por qué el gobierno usa dinero de los contribuyentes para salvar bancos.

“Realmente desconozco el plan porque no lo han explicado bien y no sabe uno que pensar, pero creo que con el plan los ricos van a recuperar su dinero”, dijo Feinberg, quien los últimos 20 años ha trabajado en varios de los mayores edificios del sur de Florida.

“No me parece que deberían ayudarlos (a los banqueros), los que realmente necesitamos ayuda somos nosotros, porque el dinero ya no alcanza ni para los alimentos, me parece que deberían ayudar también a los que no pueden pagar sus hipotecas”, dijo el hombre de 64 años.

Feinberg es un ciudadano común que a diferencia de funcionarios y analistas tiene poca información y una opinión negativa sobre el plan aprobado por el Congreso y promulgado por el presidente George W. Bush para tratar de enderezar la economía del país.

El plan autoriza al Departamento del Tesoro a cubrir la deuda hipotecaria de bancos e instituciones financieras, así como a restaurar la liquidez y estabilidad del sistema financiero.

Pero eso no le interesa mucho a Christine White, una secretaria de oficina, quien admite desconocer el plan, pero cree que los ricos serán los más beneficiados y que deberían de haber sido dejados a su suerte.

“Es injusto que con los impuestos que pagamos se esté crubriendo a esta gente rica y que nosotros estemos sufriendo por la crisis económica”, aseguró White de 25 años, quien trabaja en la oficina de una firma de abogados.

La universitaria Bertha Londoño, de 20 años, quien durante la mañana atiende una cafetería para ayudarse en sus estudios, dijo que el plan sólo beneficia a las grandes corporaciones y eso no le ayuda en nada a pagar sus estudios, ni el préstamo de su automóvil.

“No puedo creer que Barack Obama (candidato demócrata a la Presidencia) y John McCain (aspirante republicano) hayan apoyado este plan”, lamentó.

El plan promulgado por Bush asegura además que el Departamento del Tesoro proteja el valor de las casas, los fondos universitarios, las cuentas de jubilación, los ahorros y preservar la propiedad de vivienda, promover el trabajo y el crecimiento económico.

Pero al vigilante Robert Feinberg eso no le interesa mucho y no cree que haya una solución rápida a la crisis económica. “Esto no va a resolver el problema de inmediato, la solución va a tomar más tiempo”, afirmó.

“Cuando voy a comprar víveres a SAM’s tengo que pagar 180 dólares, cuando antes pagaba 100”, se quejó. Los analistas económicos consideran también que tomará un buen tiempo salir de la crisis. Nichole Castater, experta en mercados financieros de la Universidad de Barry en el sur de Florida, advirtió que va a tomar más que un rescate financiero enderezar la economía.

La crisis financiera “es comparada ya con la Gran Depresión. De hecho la economía de Estados Unidos no ha experimentado una volatilidad financiera como esta en un año electoral desde 1930”, aseguró.

En el sur de Florida como en el resto del país, la baja económica generada por la crisis hipotecaria, no sólo ha alcanzado al ciudadano común, sino también a la pequeña y mediana empresa y en general a todos los sectores de la industria.

Tan sólo en los primeros nueves meses de 2008 casi 13 mil 500 declaraciones de bancarrota se registraron en el Tribunal Federal de Bancarrota del Distrito Sur de Florida, lo que significa un aumento del 765 por ciento comparado con los siete mil 700 casos de 2007.

Joel Tabas, experto de bancarrota en Miami, afirmó que con la crisis es muy difícil pagar las deudas de crédito de largo plazo, porque hay que pagar las deudas del día a día y a muchos se les ha terminado la capacidad de préstamo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login