Benedicto XVI quiere la beatificación del controvertido papa Pío XII

CIUDAD DEL VATICANO (AFP) – El papa Benedicto XVI expresó el jueves durante una misa en el Vaticano su deseo de que Pío XII sea beatificado, pese a las controversias sobre su actitud “pasiva” durante la Segunda Guerra Mundial frente al exterminio de los judíos.

El Papa manifestó su deseo durante la homilía que pronunció con ocasión de la misa celebrada en San Pedro por el 50 aniversario de la muerte de Pío XII, el 9 de octubre de 1958.

Benedicto XVI no precisó, sin embargo, cúando va a firmar el decreto que abre la vía de la beatificación del controvertido pontífice italiano Eugenio Pacelli, que dirigió el Vaticano de 1938 a 1958.

La causa para la beatificación del Pío XII (1938-1958) fue abierta en la década de los 60 por el Vaticano, sin que hasta ahora haya obtenido resultados.

“El Papa aún no ha firmado ese decreto, porque considera oportuno que haya un tiempo de reflexión”, comentó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

En su homilía, Benedicto XVI explicó que Pío XII actuó “a menudo de manera secreta y silenciosa porque, a la luz de las situaciones concretas de ese complejo momento histórico, tuvo la intuición de que era el único medio de poder evitar lo peor y salvar al mayor número posible de judíos”.

El pontífice lamentó que el debate histórico sobre Pío XII “no sea aún sereno”.

“Oramos para que adelante la causa de beatificación del siervo de Dios, Pío XII”, dijo el Papa.

“Fue valiente y paciente durante su ministerio pontificio, que se desarrolló en los arduos años del segundo conflicto mundial y el periodo siguiente, no menos complejo, de la reconstrucción y de las difíciles relaciones internacionales mejor llamado como ‘Guerra Fría'”, comentó el Papa.

Benedicto XVI, de nacionalidad alemana, había ya asegurado en marzo pasado que Pío XII había sido un “don” para el siglo XX porque “defendió al pueblo alemán durante la gran catástrofe que representó la guerra”.

La figura histórica de Pío XII ha generado debates entre los historiadores, algunos de los cuales critican sus “silencios” ante el Holocausto.

Los defensores del Papa italiano invocan en cambio los planes llevados a cabo por el Vaticano ante los nazis y atribuyen al Pío XII todas las acciones efectuadas por los religiosos para oponerse a las deportaciones.

“Afirmar que Pío XII fue completamente indiferente es un error de primer orden. Hizo todo lo que pudo aunque a veces no logrará hacerlo de la mejor forma posible”, sostuvo por años el jesuita alemán Peter Gumpel, encargado de la documentación para la beatificación.

Importantes representantes de la comunidad judía se oponen fuertemente a su beatificación.

El lunes pasado, el gran rabino de Haifa (Israel) Shear Yshuv Cohen se hizo eco en el Vaticano de las reservas de muchos judíos ante el proceso de beatificación de Pío XII.

El rabino, primer religioso judío invitado a expresarse ante un sínodo de obispos católicos reunidos actualmente en el Vaticano, pidió que Pío XII “no sea tomado como un modelo y no sea beatificado porque no levantó su voz ante la Shoa”, el holocausto judío.

You must be logged in to post a comment Login